Cambados conjuga el Carnaval, San Valentín y la denuncia del machismo con su Sardina

La quema de la sardina de ayer en Cambados sirvió no solo para seguir festejando el Carnaval, sino para hacer pública una nueva denuncia contra el machismo.

Cambados conjuga el Carnaval, San Valentín y la denuncia del machismo con su Sardina

La quema de la sardina de ayer en Cambados sirvió no solo para seguir festejando el Carnaval, sino para hacer pública una nueva denuncia contra el machismo.
Además del tradicional muñeco de la sardina, la figura o montaje que la acompañó este año era una creación suficientemente gráfica: Una mujer con seis brazos, atareada en el teclado de un ordenador, una sartén, una escoba, suavizante para la lavadora, un teléfono y un recogedor, que se contraponía con la figura de su compañero, un varón tumbado en un sofá, pies sobre mesa, viendo un partido de fútbol y vaciando botellas de cerveza .

Una caricatura satírica que, no obstante, es todavía realidad en no pocos hogares y con la que la que el Concello quiso denunciar el machismo todavía imperante, para intentar contribuir a una concienciación mayor por la igualdad de género.
Por ello, alrededor de la figura de la sardina y, aprovechando la paralela celebración del Día de los Enamorados o San Valentín, se colocaron carteles con corazones rojos que encerraban y mostraban mensajes también tristemente conocidos del machismo en las relaciones de pareja: “Prometeume que ía cambiar”, “Ou miña, ou de ninguén”.
Los actos de ayer incluyeron también actuaciones en las que se reiteró la idea del conjunto y se centralizaron a cubierto, en el Salón José Peña, aunque posteriormente la lluvia dio tregua para salir y poder quemar los muñecos
La celebración de este miércoles de ceniza puso el broche al programa carnavalesco en Cambados, pero los actos seguirán aún en localidades limítrofes. De hecho, Vilanova presentará hoy un nuevo Carnaval de Mascotas, programado para la tarde del sábado. Y de Cambados se espera también una nutrida representación para el Momo, el domingo.