domingo 05.07.2020

CAMBADOS - El Refugio, harto de la “dejadez” del Concello ya no recogerá perros y gatos abandonados

La protectora de Cambados se limitará a partir de ahora a las funciones que le corresponden como entidad sin ánimo de lucro, es decir, atender a los animales que tienen en sus instalaciones y recoger los que puedan.

Un momento del “Sácame de paseo” en el que participan voluntarios del Refugio	refugio de cambados
Un momento del “Sácame de paseo” en el que participan voluntarios del Refugio refugio de cambados

La protectora de Cambados se limitará a partir de ahora a las funciones que le corresponden como entidad sin ánimo de lucro, es decir, atender a los animales que tienen en sus instalaciones y recoger los que puedan. Ya no saldrán a horas intempestivas a recoger animales abandonados en carreteras, calles, etc. ni controlarán la población de gatos callejeros. “Estamos cansados, cansados, cansados”, repetía ayer su presidenta, Olga Costa, y ¿de qué? De que ni el Concello ni la Xunta ni la Diputación cumplan un mínimo de sus obligaciones legales como es recoger animales de las vías públicas y “lo dice la ley, nosotros somos voluntarios”, insistía ayer Costa, quien aseguró que en Cambados han dejado todo en sus manos y “ya no podemos más”. 
“No pedimos dinero”, reiteraba ayer insistentemente la cambadesa, indicando que esta “dejadez” la detectan desde hace años. Sin embargo, esta semana se han producido dos acontecimientos que les han llevado a tomar medidas drásticas. Sus responsables se lo comunicaron ayer a la treintena de voluntarios que acudieron a la reunión convocada en sus instalaciones. Entre ellas también cortar el gasto social, ese que no publicitan pero que consiste en atención veterinaria y alimenticia a animales de personas con escasos recursos. 
Uno de los motivos de su rebelión es que se han quedado sin el prometido veterinario del plan empleo provincial y les ofrecen un auxiliar de clínica. Costa criticó las exigencias para ser candidato, indicando que, hoy en día, pedir que no se cobre una prestación social es objetivo casi imposible. Además de que solo se admitían empadronados en O Salnés. En definitiva, solo había una opción y no era la adecuada, así que no podrán esterilizar gatos y ese era el “compromiso” del Concello y el del Refugio poner las gateras para capturarlos y rebajar así la población de callejeros. “Ya empieza a haber molestias por ruidos, porque están en celo y dentro de unos meses tendremos decenas otra vez, pero nosotros no vamos a pasar otro verano con casas de acogida con hasta 13 gatos, como ya pasó Además es una cuestión de salubridad”, añadió. 
Otra de las cuestiones fue el rescate de un perro atropellado, que al final recogió un particular a la vista de que no llegaba la ayuda. “Se avisó a Emerxencias, Protección Civil y Policía Local, pero no apareció nadie y yo no tengo autoridad para parar el tráfico o regularlo y recogerlo, somos voluntarios y desde el Concello ni llamaron para interesarse por el caso”, declaró visiblemente enfadada. Es más, indicó que cuando BNG y PSOE estaban en la oposición “nos apoyaban” y ahora pasa esto y “no nos quieren recibir en la Diputación”. 
Habló con la alcaldesa, Fátima Abal, y con el concejal, Víctor Caamaño, pero no les dan solución y este problema “los arrastramos desde que empezamos, hace 17 años”. Piden que no dejen todo en sus manos solo porque les dan 1.700 euros al mes de ayuda, que, por otra parte, es “insuficiente”.

Comentarios