lunes 01.06.2020

CAMBADOS - El sentido del voto de Pode deja la Alcaldía sin dueño hasta la investidura de hoy

Viernes de locos en la política cambadesa, para hacer honor al resto de la semana. Finalmente, la Alcaldía se resolverá en la misma sesión de investidura, que se celebrará hoy a las 12 horas en el salón de Plenos del Concello.

PSOE y BNG comparecieron ayer para declarar “inaceptables” los “chantajes” y condiciones de Pode.
PSOE y BNG comparecieron ayer para declarar “inaceptables” los “chantajes” y condiciones de Pode.

Viernes de locos en la política cambadesa, para hacer honor al resto de la semana. Finalmente, la Alcaldía se resolverá en la misma sesión de investidura, que se celebrará hoy a las 12 horas en el salón de Plenos del Concello.
PSOE y BNG realizaron ayer una comparecencia conjunta en la que señalaron de forma tajante que ambos grupos votarán en favor de investir a la alcaldable socialista, Fátima Abal. Así lo ratificaba horas después la asamblea del BNG: “Mañá o PSOE terá alomenos os votos de seis concelleiros” (tres del propio PSOE y otros tres del Bloque), concluía rotundo Víctor Caamaño tras escuchar a su militancia y permanecer firme en la postura adoptada tras el 24M, la de dar el posible gobierno del cambio a la lista más votada frente al PP.
Ya entrada la noche concluía la asamblea de Somos Cambados, donde se decidió por amplia mayoría votar a su propio candidato, Tino Cordal, pero también luchar por el cambio político “ata o último momento”. Así que el grupo estará atento a lo que vote hoy mismo la otra pata del más que hipotético cuatripartito: Cambados Pode. Si Pode vota al PSOE, algo que parece poco probable, entonces, solo entonces, Somos Cambados cambiaría el sentido de su voto, también en favor de los socialistas, permitiendo un gobierno a cuatro. Esa parecería la única combinación posible para apear a Luis Aragunde de un nuevo mandato, aunque las conversaciones seguían al cierre de esta edición, a medianoche. Y puede que también a lo largo de esta mañana de sábado.

"chantaje"
Antes de esas últimas informaciones, a primera hora de la tarde, el PSOE convocó a una rueda conjunta en la sede del Bloque. Comparecieron los alcaldables, Fátima Abal y Víctor Caamaño, respaldados por responsables de los partidos como Tania García y Duarte Correa.
Fátima Abal leyó un discurso encendido y cargado de emoción en el que reivindicó el papel que juega el PSOE como fuerza más votada de las que podrían propiciar el cambio político en Cambados. Por ello, por coherencia democrática, señaló, no podría delegar la Alcaldía en ninguna otra fuerza ni aceptar “chantaxes dunha forza minoritaria”, en referencia a Pode, que trató de “impoñer” sus condiciones, “desde o primeiro momento”, primero poniendo como condición innegociable asumir la Alcaldía y luego intentando cedérsela a la segunda fuerza con menos votos, Somos.
En la decisión de reivindicar a la fuerza más votada entre las que pudieran liderar el cambio también pesó la posición general del Partido Socialista a nivel España, con un caso similar al de Cambados en Gijón, carne de periódicos durante estos días. “Se aquí atendéramos o que quere a minoría, poderían darse outros casos noutras localidades de España”, indicó Abal.
La líder local del partido del puño y la rosa se defendió, además, de las críticas y presiones recibidas por quienes consideran que su único interés es el de hacerse con la Alcaldía a cualquier precio. “Se eu quixera unha cadeira non militaba nun partido que leva 28 anos na oposición. E que collín no seu peor momento”, sostuvo. “Se quixera unha silla, militaría no PP”.
Y no se quedó corta lanzando recados a Cambados Pode: “Non aceptamos leccións de compromiso, e menos de xente cun pasado vinculado ao PP e que durante semanas adicou os seus esforzos a enredar”, dijo sobre la huida del candidato de Pode de un control de la Guardia Civil que él mismo llegó a negar. “Un cambio político si, pero non a calquera prezo”.  
Víctor Caamaño coincidió por “ética”, “compromiso” y “democracia” en la idea general de la socialista: La imposibilidad de dar luz verde a las “condicións inaceptables” de Cambados Pode. Son “unha coña, nada máis”, “impresentable”, llegó a decir, igualmente enardecido en su discurso. “Cambados Pode nunca tivo interese de negociar para obter un acordo, a súa proposa sempre foi unha barreira inaceptable”, coincidieron ambos.

acuerdos y desacuerdos
Los grupos sí confirmaron que el desencuentro de los cuatro se circunscribió a la cuestión clave de a quién dar la Alcaldía. En todo lo demás, hubo entendimiento.
De hecho, según ha trascendido, en la reunión del jueves, la última a cuatro, se llegaron a delimitar funciones de gobierno, código ético a seguir e incluso cómo se iba a organizar la Festa do Albariño de este año o quién asumiría el papel de ir representando al Ayuntamiento en procesiones religiosas.

Comentarios