lunes 01.06.2020

CAMBADOS - La Xunta estudia la creación de un comedor en el CEIP San Tomé para el próximo curso

La Consellería de Educación estudia habilitar la antigua casa del conserje del colegio San Tomé para convertirla en un comedor para unos 70 niños, atendiendo a la lista provisional de interesados en el servicio y que puede variar.

Las autoridades inspeccionaron el centro con miembros de la dirección 	cedida
Las autoridades inspeccionaron el centro con miembros de la dirección cedida

La Consellería de Educación estudia habilitar la antigua casa del conserje del colegio San Tomé para convertirla en un comedor para unos 70 niños, atendiendo a la lista provisional de interesados en el servicio y que puede variar. Calcula que el coste podría ascender a 100.000 euros y será cofinanciado entre la Xunta y el Concello con la firma de un convenio. 
El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, el jefe territorial de Educación, César Pérez, y la concejala María José Cacabelos inspeccionaron ayer el espacio de 90 metros cuadrados propuesto por la dirección del centro para comprobar sus posibilidades como comedor y dar respuesta a una demanda histórica. 
La visita contó con representantes de la dirección del San Tomé y de la ANPA Os Olmos que han realizado una encuesta para conocer el grado de interés de los padres de los 400 alumnos del centro. El resultado fue que hay 74 familias interesadas en el servicio, pero Pérez pidió “prudencia” a la hora de señalar el número de plazas que tendrá porque las cifras podrían variar. “No colexio Magariños había moitas expectativas e ao final houbo menos alumnos do previsto”, explicó Cores Tourís. 
Con todo, no entrará en funcionamiento hasta el curso que viene y el próximo paso es perfilar todas estas cuestiones mediante estudios técnicos. De hecho, en caso de superarse esas plazas se podría implantar un segundo turno de comida. También es preciso valorar el coste técnico que, calculan, rondará los 100.000 euros. Sería compartido y se firmaría un convenio con el Ayuntamiento. De hecho, el delegado insistió en que “vai ser necesaria” su colaboración y la tendrá. Cacabelos señaló que “está disposto” porque se trata de un servicio “moi necesario para conciliar a vida laboral e familiar”. La villa es una localidad pesquera y hay “familias con avós aínda en vida laboral que non poden facerse cargo dos netos e a economía ás veces non da para contratar a unha persoa”. n

Comentarios