Sábado 15.12.2018

CCOO logra que un juez suspenda los cambios en las condiciones laborales de Axuda no Fogar

El sindicato acudió a la justicia porque no se negoció y no se tuvo en cuenta el convenio colectivo propio del Concello.

Fachada de la Casa Consistorial de Sanxenxo | d. a.
Fachada de la Casa Consistorial de Sanxenxo | d. a.

Comisiones Obreras criticó ayer al Concello de Sanxenxo por haber modificado de manera “sustancial” las condiciones laborales del personal de Axuda no Fogar sin negociarlo debidamente con sus representantes. De hecho, explicó que el Juzgado de lo Social número 4 de Pontevedra estimó su demanda de conflicto colectivo y ha ordenando que las trabajadoras “non teñan que facer guardias localizadas no seu día de descanso nin que se aplique a distribución irregular da xornada de traballo”.


Así lo indicó el secretario de organización de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras de Pontevedra, Xosé Luis García Pedrosa, quien explicó que todo esto tiene su origen en el estudio contratado por el Ayuntamiento a la consultora Cigesoc sobre el funcionamiento del servicio. Aseguró que esta propuesta “contén un grave erro, posto que se equivocan a respecto do convenio colectivo de aplicación, que non é o sectorial de axuda a domicilio senón o colectivo propio do Concello”.


Así, se introdujeron una serie de modificaciones en las condiciones de trabajo, que ahora quedan “provisionalmente sen efecto”, en virtud de esa sentencia judicial, pero que, en opinión del sindicato, se podían haber negociado porque la Mesa de Negociación del convenio colectivo terminó el 3 de julio y el estudio se entregó al gobierno local en febrero.


De hecho, Pedrosa considera que esta actitud del bipartito “demostra unha evidente mala fe e falta de respecto aos representantes dos traballadores e elas mesmas” ya que “tomaron a decisión de negociar un convenio colectivo que regula as condicións de traballo para acto seguido e simultaneamente non aplicalo”.

Es más, desde Comisiones añadieron que “non estivemos participando máis de un ano na negociación” para que ahora el Ayuntamiento “veña a tratar de aplicar medidas que non respectan o negociado”. También le advierten que, aunque ahora ha abierto “legalmente” una negociación, “insiste na aplicación das mesmas medidas de modificación” y si finalmente “son impostas de novo, presentaremos un novo conflicto colectivo”.

Comentarios