miércoles 12/8/20

El centro isleño estará listo en octubre y el cierre del cambadés se mantiene

El conselleiro muestra su “respecto” a la manifestación y alega que “faltan” médicos en el mercado para cubrir las vacaciones

El conselleiro, el alcalde y otras autoridades en las obras del centro de salud | cedida
El conselleiro, el alcalde y otras autoridades en las obras del centro de salud | cedida

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, anunció ayer que las obras de ampliación y mejora de la accesibilidad y la organización del ambulatorio de A Illa estarán listas en octubre. Por otra parte, aunque expresó su “profundo respecto” a la manifestación contra el cierre del centro de salud de Cambados por las tardes en verano, mantendrá la medida porque “faltan” médicos en el mercado laboral para cubrir vacaciones y otras ausencias, pero garantizó la atención. “Farase todo o posible para dar o mellor servizo en todo momento”, añadió. 
Vázquez Almuiña compareció junto al alcalde, Carlos Iglesias, que no pierde la esperanza de que algún día la Xunta construya un nuevo ambulatorio y, de hecho, mantendrán el uso sociosanitario  de la finca de A Franqueira, que la semana pasado regresó al patrimonio municipal después de que su cesión a Sanidade no obtuviera el fruto esperado. 

Vilagarcía, sin noticias
Con todo, el regidor agradeció al conselleiro el seguimiento “personal” de las obras y Vázquez destacó las facilidades dadas por su ejecutivo y el ISM para firmar el convenio de colaboración que permite ejecutar las obras. De hecho, a la pregunta de si hay planes de atender la histórica demanda de Vilagarcía de construir un nuevo ambulatorio, insistió en que si el Ayuntamiento “atopa un terreo ben situado, amplio e accesible, estariamos encantados de chegar a un acordo”. Así las cosas, el asunto sigue en “stand by” pues los ofrecidos por Ravella en los últimos años no cumplen sus exigencias. 
El titular de Sanidade también defendió la decisión tomada en A Illa de “sacar todo o beneficio” al actual edificio porque “é unha referencia para todos os habitantes” del municipio. “A xente decía sempre que é o mellor sitio para facer un centro de saúde”, llegó a decir.  También pidió disculpas por las “evidentes molestias” de la obras y pidió paciencia porque terminarán en octubre, resultando en un ambulatorio “moito máis cómodo, práctico, accesible e mellor dotado”.
La Xunta invierte 324.869 euros en este proyecto mediante el cual se está habilitando un nuevo acceso desde la calle, un área de pediatría en la planta baja y un local para efectuar técnicas asistenciales diversas. Además, complementariamente, se construirá un nueva escalera, se incorporará un ascensor y se reordenarán los espacios de la primera planta sometiéndola a una reordenación y ampliación, con tres salas de espera independientes, otras tantas consultas médicas, dos de enfermería y una sala de extracciones, además de nuevos baños y vestuarios de personal. 
En cuanto al caso de Cambados, explicó que hay un problema “estatal” de falta de médicos de familia y pediatras y esta “limitación” les “dificulta a cobertura” en periodos de vacaciones como el verano. “Non podemos contratar a máis porque non hai máis profesionais”, aseguró. Con todo, garantizó que “a poboación estará atendida en todo o momento con toda a seguridade”. De hecho, negó la huida de personal por precariedad laboral, como denunció la junta de personal tras la protesta contra el cierre por las tardes que la semana pasada reunió en Cambados a un millar de manifestantes. Aseguró que Galicia fue la única comunidad que aumentó las plazas MIR y que convoca ofertas de empleo público todos los años para “facer estables” a interinos y temporales.

Comentarios