lunes 18/1/21

El colegio de Castrelo tendrá comedor con el nuevo curso escolar y el San Tomé tendrá que esperar a 2019

El Concello de Cambados está gestionando la creación de dos nuevos comedores escolares junto a las asociaciones de padres, direcciones y la Consellería de Educación.

El Concello de Cambados está gestionando la creación de dos nuevos comedores escolares junto a las asociaciones de padres, direcciones y la Consellería de Educación. El más inmediato será el del CEIP de Castrelo porque ya dispone de un espacio adecuado y la obra necesaria es asumible con fondos propios. Sin embargo, el San Tomé tardará un poco más. Se trata de un proyecto más complejo que precisa de una inversión superior a los 100.000 euros a cofinanciar al 50% entre administración local y Xunta, pero las arcas municipales no tienen capacidad en este ejercicio económico y el objetivo es incluir la aportación en el Plan Concellos de 2019, con lo cual no empezaría a funcionar hasta el curso 2019/2020.
Tanto el concejal de Ensino, Víctor Caamaño, como el edil de Obras, José Ramón Abal Varela, han mantenido reuniones con padres y administraciones para atender la demanda de este servicio cada vez más creciente en la localidad. Actualmente ya disponen de comedor el Antonio Magariños y el Enrique Barreiro Piñeiro, de Vilariño, y está funcionando positivamente, evitando la fuga de matrículas a centros escolares incluso de otras localidades por carecer de esta atención.
Las ANPA son las principales promotoras de estas iniciativas. En el del CEIP de Castrelo la idea empezó a gestarse en serio hace unos meses y la Concellería de Obras está esperando recibir presupuesto para poder habilitar el espacio elegido.
Abal Varela explicó que el asunto se demoró un tanto porque los técnicos descartaron la estancia seleccionada inicialmente. No obstante, calcula que no superará los 5.000 euros pues se trata de tirar un tabique divisorio, instalar un lavabo especial, cambiar alguna ventana que tiene mucha antigüedad y luego temas de iluminación y acabados.
Más de 120 nuevas plazas
El concejal espera que la obra se pueda ejecutar en el mes de agosto para que, si todo marcha según lo previsto, el comedor pudiera entrar en funcionamiento con el inicio del curso escolar. Contaría con capacidad para una veintena de comensales, aproximadamente, y ya hay más de una decena de interesados en contratar el servicio durante todos los días y más aún para hacer uso de él regularmente. Funcionaría a través de un catering..
No será tan rápido el del San Tomé. La ANPA de Os Olmos lleva peleando por él desde el año pasado y Xunta y Concello están dispuestos, pero la administración local reclama, como en otros casos, dice, que el 50% se pague con fondos municipales. Se trata de un proyecto bastante más complejo en cuanto a la solución constructiva y de otro tipo, pues supone reorganizar una parte del centro escolar. De hecho, está presupuestado en 118.000 euros, pero el Concello no dispone ahora de los casi 60.000 euros que le tocarían y, según explicó Víctor Caamaño, quieren incluirlo en el Plan Concellos de 2019, con lo cual no estaría hasta dentro de dos cursos. Tendría capacidad para unos 100 alumnos y en la encuesta realizada el año pasado había unas 70 familias interesadas.

Comentarios