martes 25.02.2020

El Concello asumirá la gestión de los cementerios de Santa Mariña y Fefiñáns por un mínimo de 50 años

El convenio, que debe ser ratificado por los técnicos municipales, podría estar en vigor en el mes de abril
En la reunión estuvo la alcaldesa, el párroco y un asesor del Arzobispado | g.s.
En la reunión estuvo la alcaldesa, el párroco y un asesor del Arzobispado | g.s.

Fumata blanca en el principio de acuerdo entre el Concello de Cambados y el Arzobispado de Santiago para la gestión y mantenimiento de los cementerios católicos de Santa Mariña y de Fefiñáns. Feligreses de las dos parroquias cambadesas se reunían ayer en el Auditorio para conocer de primera mano el contenido de un convenio de colaboración entre las dos entidades (la pública y la eclesiástica) que, si se cumplen todos los trámites administrativos en la mayor brevedad posible, podrá estar en vigor en el mes de abril.

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, explicaba tras el encuentro que el Concello asume mediante este convenio a dos bandas la gestión y el mantenimiento de los dos cementerios. Eso sí, lo hará por un tiempo determinado de 50 años y otros 10 de prórroga como máximo. La titularidad de los terrenos y de los propios camposantos continúa siendo de la Iglesia.

Abal manifestó que “dende o Concello pensamos que dada a singularidade destes dous cementerios era o Concello o que debería asumir a xestión e mantemento dos mesmos, como así se fará”.

Así pues técnicos del Arzobispado introducirán por Rexistro un convenio del que ya se conoce un borrador. Los técnicos municipales serán los que deberán dar su visto bueno al documento que debe ser aprobado en última instancia por la Xunta de Goberno Local. El convenio, tal y como confirmó la primera edila, se firmará en una asamblea de feligreses abierta para que los vecinos sean testigos del acuerdo.

Las obligaciones

En el borrador del convenio figura que corresponderá al Concello la realización de las gestiones que sean necesarias para el buen funcionamiento y la conservación “digna” de los dos cementerios. Ello implica autorizar que se dé sepultura a los cadáveres, así como designar el lugar y el sitio para el enterramiento. También debe autorizar la exhumación o el traslado de los restos, cumpliendo con las exigencias legales. Además debe llevar al día los libros de registro con la relación detallada de los sepelios con las fechas exactas de los mismos. El Concello también está obligado a fijar las tasas y tarifas correspondientes por los servicios mortuorios y funerarios y llevar a cabo los libros contables conforme a la legislación. Además la administración local debe cuidar e inspeccionar las obras que se lleven a cabo en ambos camposantos e informar anualmente a la parroquia (y esta al Arzobispado) durante los cinco años siguientes a la firma del convenio de la situación de Santa Mariña y Fefiñáns.

      Fátima Abal incidió en que la reunión de ayer trascurrió de una forma muy cordial y destacó que esta fórmula de convenio es la más conveniente para las dos partes vinculadas al mismo.

Valor histórico

En el propio convenio se hace referencia al importante valor histórico y patrimonial que tienen los dos cementerios cambadeses. El de Santa Mariña, declarado Monumento Nacional en el año 1943,  fue construido a finales del siglo XV. Los dos camposantos son propiedad de la Parroquia de Santa Mariña de Cambados, dependiente de la Archidiócesis de Santiago.

Comentarios