lunes 09.12.2019

El Concello paralizará las obras en Progreso si no concluyen en junio

El plazo de las obras  termina el 28 de julio, pero Martín confía en que finalicen antes de la temporada alta

Las obras avanzan a buen ritmo en la calle Progreso y ya se puedew apreciar la ampliación de las aceras | d.a.
Las obras avanzan a buen ritmo en la calle Progreso y ya se puedew apreciar la ampliación de las aceras | d.a.

Las obras de Progreso no afectarán en ningún caso al tráfico normal de la temporada alta en Sanxenxo. El alcalde, Telmo Martín, incidió ayer que en el caso de que las obras no concluyan antes del 15 de junio se paralizarían hasta después del verano. “A empresa ten ata o 28 de xullo de prazo, pero nós estámoslle pedindo que rematen en xuño, pero sabemos que é moi complicado porque é unha obra de envergadura”, explicó.

Pese a que los trabajos avanzan a buen ritmo, Martín reconoció ayer que la situación del saneamiento en el vial está dando más de un quebradero de cabeza para la ejecución de la obra e incidió en que “non se están producindo cambios sustanciais respecto ao proxecto inicial”.

La humanización de la calle tiene un presupuesto total de 2,5 millones de euros, de los cuales un 70%, 1.804.174 euros, los aporta la Consellería de Infraestructuras y el 30% restante, 773.217 euros el Concello.

La reforma abarca 1.280 metros que van desde la confluencia entre la rúa Progreso y la avenida de Madrid hasta la rotonda de Arnelas. El objetivo principal del proyecto es la reordenación de los espacios para vehículos y peatones lo que conllevará la creación de dos nuevas rotondas que permitirán agilizar el tráfico en los cruces más conflictivos de la calle y la mejora de las aceras que pasarán a tener como mínimo 1,8 metros.

La mejora de la rúa Progreso contempla dos glorietas o rotondas que permitirán agilizar el tráfico y mejorar la seguridad vial. Las rotondas son mucho más eficaces y seguras que los carriles centrales, demasiado estrechos, que ahora tiene la calle para regular sus cruces. 

La primera rotonda tiene un diámetro de 27 metros y se construirá al inicio de la calle, en la confluencia con la Avenida de Madrid. 

La segunda glorieta, con un diámetro de 28 metros, en el cruce entre la rúa Progreso con Castelao y la carretera de Nantes. Se trata del cruce más conflictivo y donde se suelen generar importantes retenciones. Está prevista también la sustitución de la red de saneamiento y la creación de una red separada de pluviales.

La adjudicataria de los trabajos, Covsa, plantea además una ampliación de cuatro años en el plazo de garantía de la obra.

Comentarios