lunes 26/10/20

El Concello priorizará el pago de facturas antes de intentar negociar y pactar el presupuesto

El documento se abrirá a diálogo con todos, incluido el PP, y se ligará a una cuestión de confianza si no prospera
Las negociaciones presupuestarias también se trasladarían a los populares | m. f.
Las negociaciones presupuestarias también se trasladarían a los populares | m. f.

El Concello de Cambados empieza el año gestionando el pago de facturas aún pendientes de 2019 y pensando ya en los que serán unos presupuestos que pretenden ser de máxima colaboración entre todos los grupos de la Corporación, condicionados por la situación de minoría del gobierno.

El concejal de Economía, Xurxo Charlín, respondía ayer que el trabajo en el departamento en estos días se centra en dar salida a los últimos pagos por bienes y servicios derivados del ejercicio recién concluido, a fin de evitar causar perjuicios, especialmente, a los pequeños proveedores con los que contrata el Ayuntamiento.

El ejecutivo ha comenzado también el esbozo de los presupuestos de 2020, pero no será hasta haber satisfecho los pagos referidos que se abordará el grueso del nuevo documento. Es intención del bipartito llevar a aprobación la relación de facturas a Pleno “canto antes”, barajándose enero o febrero.

Posteriormente, comenzará la perfilación de los presupuestos que más consenso necesitan desde hace décadas. Los votos del gobierno no bastarán para su aprobación y lo que no quieren en la entidad local es verse obligados a mantener las cuentas prorrogadas. De modo que el objetivo de salida es hablar con todos los grupos, incluido el popular, a fin de consensuar inversiones y medidas que faciliten la salida adelante de los presupuestos.

Si esta vía del diálogo no funciona, el Concello está dispuesto a ir un paso más allá y, tal y como adelantó ya la alcaldesa, ligar la aprobación del documento a una cuestión de confianza. De salir airosa en la votación, el Pleno avalaría los presupuestos y la continuidad de Abal en la Alcaldía. De perderla, solo cesaría en el cargo si, además, la oposición presenta una moción de censura en plazo y logra la investidura de otro alcaldable, extremo poco probable dada la configuración aritmética del Pleno de este mandato.

Comentarios