miércoles 5/8/20

El Concello reserva 220.000 euros para reformar la Plaza de Vilalonga

El Concello se hace oficialmente con la titularidad de la plaza tras la compra del kiosco por cerca de 40.000 euros
El alcalde y el propietario del kiosco de Vilalonga firmaron la compra | CEDIDA
El alcalde y el propietario del kiosco de Vilalonga firmaron la compra | CEDIDA

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, formalizó la compra del kiosco de la plaza de Vilalonga con la firma de la escritura y la entrega del cheque de 39.703 euros al propietario.

La adquisición del kiosco-vivienda era el último paso para conseguir que la Plaza de Vilalonga sea totalmente de titularidad municipal.

Una vez resuelto este trámite, el plan inmediato del gobierno local es encargar un proyecto de reforma y mejora del espacio. Una actuación para la que tiene ya reservada una partida de 220.000 euros en los Presupuestos para este año 2020.

La tasación de este inmueble, de 75 metros cuadrados fue realizada por el arquitecto municipal, siguiendo los precios y baremos que contempla la legislación. 

El regidor destaca y agradece “la colaboración y la buena disposición” en todo momento de la familia Campo para la cesión del espacio y también al propietario, hasta ahora, del kiosko ubicado en la plaza.

Con anterioridad a este acuerdo, el alcalde ya había iniciado los el proceso judicial para la modificación de la propiedad de la Plaza de Vilalonga.

Martín y la familia Campo concretaron la presentación de una demanda sobre la propiedad de la plaza que, a pesar de seguir registrada a  nombre de los Campo, éstos estaban de acuerdo al considerar que el Concello de Sanxenxo era su único propietario.

Fallo del juzgado
La demanda se interpuso el 14 de marzo de 2019 y sobre la misma existe una sentencia del Juzgado de primera instancia nº 4 de Cambados en la que se reconoce que la plaza de Vilalonga, con una extensión de 4.388 metros cuadrados, es de pleno dominio del Concello de Sanxenxo. Pese a que la sentencia no es firme, el propio acuerdo con la familia para interponer la demanda descarta cualquier tipo de apelación al fallo.

Toda vez que el gobierno dispone de la plaza para su uso, el ejecutivo encargará un proyecto para su mejora y  para la que tiene reservada una partida de 220.000 euros en el Presupuesto del 2020. Una cantidad, señala el Concello, que sería “suficiente para asumir las obras que podrían ejecutarse este año”. 

En todo caso, antes de iniciar la reforma se tiene que realizar la documentación necesaria, con el encargo de la redacción de un proyecto técnico, hacer un pliego de condiciones, licitar las obras,  y su adjudicación, además de la espera del mes de margen que tiene cualquier empresa adjudicataria para iniciar los trabajos.

Comentarios