viernes 21.02.2020

Concello y Rías Baixas también abordarán posibles cambios en la redistribución de las casetas y la seguridad

La próxima reunión entre el Concello y el Consello Regulador de la DO Rías Baixas sobre la Festa do Albariño tendrá lugar el 30 de mayo, pero no solo se abordará la polémica decisión

La alcaldesa y los socios de BNG y Pode en una imagen de archivo | g. salgado
La alcaldesa y los socios de BNG y Pode en una imagen de archivo | g. salgado

La próxima reunión entre el Concello y el Consello Regulador de la DO Rías Baixas sobre la Festa do Albariño tendrá lugar el 30 de mayo, pero no solo se abordará la polémica decisión sobre los horarios de cierre de las casetas. Parte del gobierno local señaló ayer que sobre la mesa están otras cuestionas a coordinar entre ambos como posibles cambios relativos a la redistribución de las mismas así como el incremento de la seguridad, en general, y en los conciertos en particular, porque la asistencia es masiva.

La regidora municipal, Fátima Abal, el primer teniente de alcalde, Víctor Caamaño, y el concejal de Enoturismo, José Ramón Abal, respondieron a las preguntas de los medios sobre el acuerdo plenario de Rías Baixas de cerrar a las 00:30 horas (su socio de Somos hizo hecho su valoración el fin de semana). Con todo, mantuvieron la línea del comunicado conjunto remitido el martes en nombre del cuatripartito y, de hecho, la regidora socialista contactó con el presidente y otro directivo y le confirmó que hay margen para el consenso. “É un horario orientativo e a partir de aí poderase negociar, así que que ninguén se alarme porque estamos falando deste como doutros temas como ampliación de espazos ou a redistribución de stands para mellorar a seguridade”, explicó Abal.

Idea “razoable”
Además, según los tres socios, el Consello Regulador aún quiere consultar a bodegueros y viticultores de la comarca. Y es que hay voces contrarias que consideran que es “demasiado cedo”. Ellos mismos, aunque también ven “razoable” la propuesta de restringir el horario porque, aunque lo habitual es cerrar a las 5 de la madrugada, actualmente no hay limitación de cierre.
Así lo apuntó el nacionalista Caamaño. “Comprendemos a demanda para evitar a visión da festa como un botellón, que a queiran separar. Non queremos que un tipo en pelotas sexa a imaxe do Albariño”, añadió en referencia a la presencia de un exhibicionista en A Calzada hace dos ediciones y cuya imagen recorrió las redes sociales.

El primer teniente de alcalde se mostró partidario de incrementar la actividad diurna para alejarla de modelos negativos, que “se goce máis de día” y, de hecho, defendió que el cuatripartito ha ido realizando cambios en este sentido con más actividades en otras franjas horarias, la limpieza, la reordenación del tráfico, etc. “A festa experimentou máis cambios nos últimos tres anos que nos 20 anteriores”, recordó.

Sin contrapropuesta
La alcaldesa reconoció que no tienen contrapropuesta, pero tiene claro que no será “un horario que non perxudique”, como consideran la oferta de las doce y media de la noche. Y es que, aunque el Consello “nunca será un inimigo, senón un aliado imprescindible”, como señaló Caamaño y los socios insistieron en que se trata de una polémica estéril, pues aún se están “coordinando” muchos detalles, también quisieron dejar claro que su visión es diferente. “A festa vai máis alá que a festa do viño, é a festa de Cambados”, dijo el nacionalista, y “é unha festa de todos”, agregó el edil de Cambados Pode.

A este respecto, Abal Varela también quiso destacar que “a veces nos podemos pasar, pero o evento transcurre sen incidentes graves”. Con todo, también apeló a la “tranquilidade” ante la decisión del Pleno de Rías Baixas y a la “unidade” con seu consejo regulador y también entre los socios de gobierno porque “os comentarios individuais non teñen sentido”, añadió.

Comentarios