El Concello ultima el nuevo local social de Reboredo que ofrece un amplio lugar de reunión para los vecinos

El grupo de gobierno casi al completo visitó las nuevas instalaciones a las que les falta el mobiliario | D.A.
|

Los vecinos de Reboredo están ya a punto de poder disfrutar de un nuevo local social en el que poder reunirse y realizar actividades lúdicas. El Concello de O Grove está ultimando ya la preparación de este inmueble construido en una parcela cedida por una familia del lugar Reboredo con el propósito de que las personas mayores de la zona tengan un lugar en el que puedan estar y compartir tiempo con otras personas.


El grupo de gobierno casi al completo visitó ayer las obras que ya están rematadas y dejan a la vista un amplio espacio blanco, con grandes ventanales y unas impresionantes vistas a la Ría de Arousa. La previsión es inaugurar el centro en el mes de febrero.


El alcalde José Cacabelos destacó el provecho que se podrá dar a este local en el que si fuera necesario se prestaría una atención de manera sociosanitaria a las personas que así lo demanden.


En un primer momento, la intención era ampliar el servicio de Vellos Tempos que se ofrecía en la parroquia pero ahora, al estar todo centralizado en las antiguas escuelas de Monte da Vila, esta nueva infraestructura podrá utilizarse para un ámbito más vecinal, como un punto de encuentro de participación entre vecinos.


A la espera del mobiliario

En cuanto al nuevo local, se trata de una edificación completamente accesible de 271,25 metros cuadrados repartidos en dos plantas. Los fondos para la actuación proceden del Plan Concellos provincial y el precio base de licitación partía de los 190.000 euros, aunque la empresa adjudicataria ha completado la obra por 140.000 euros. Por ahora se ha ejecutado una primera fase, con la planta superior, divida en un amplio y luminoso salón, un aseo adaptado y una oficina, que ya se puede utilizar. Además, está pendiente de preparar la planta baja y su acceso con escaleras y ascensor, así como la parte exterior y el jardín con un posible mirador, que se acondicionará en próximos ejercicios.


Lo que queda ahora por hacer es dotar al local del mobiliario necesario que se encuentra en proceso de adjudicación de la compra y la previsión es tener este espacio disponible para su uso desde este mes de febrero. La adquisición de los muebles se hace a través de una modificación de crédito mediante la cual se destina una partida de 20.000 euros para completar el centro social de Reboredo y el de Monte da Vila.


La finca en la que se levanta el local social de Reboredo fue donada por una familia de la parroquia de San Vicente que facilitó el espacio para fines sociales, y que se suma a una parcela de 162 metros cuadrados cedida por la Diputación de Pontevedra.

El Concello ultima el nuevo local social de Reboredo que ofrece un amplio lugar de reunión para los vecinos