lunes 26/10/20

Los concellos pequeños tendrán ayudas para el control de las playas

Los ayuntamientos serán quienes asuman estas labores pero podrán contratar personal con fondos de la Xunta
El vicespresidente de la Xunta visitó ayer el arenal de O Carreirón, en la localidad insular | cedida
El vicespresidente de la Xunta visitó ayer el arenal de O Carreirón, en la localidad insular | CEDIDA

Los concellos más pequeños de Galicia contarán con una línea específica de ayuda económica de la Xunta para los controles y limpiezas extraordinarias que deberán regir en las playas durante este verano, a fin de limitar el riesgo de contagios de coronavirus. Tal apoyo económico servirá para la contratación de personal específico, por los propios ayuntamientos, así como para la adquisición de material de balizado, señalización, limpieza y desinfección.

El reparto de fondos se deberá articular por convenio entre cada concello solicitante y la administración autonómica.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, dio a conocer esta medida ayer, durante una visita a A Illa de Arousa, junto a otras autoridades gallegas y locales. La localidad insular fue elegida para esta presentación por representar fielmente el problema al que deben hacer frente muchos municipios gallegos.

Su alcalde, Carlos Iglesias, recordaba la limitada capacidad de ayuntamientos como estos para hacer frente por sí mismos a un control como el que se exigirá este verano: A Illa, con sus alrededor de 5.000 habitantes, cuenta con recursos —humanos, económicos y materiales— escasos para poder vigilar, limpiar, mantener y sobre todo controlar los “máis de 80 areais” que se reparten en sus 37 kilómetros de perímetro: Todos ellos de litoral. Algunos arenales, además, tienen mejor acceso por mar que por tierra, por lo que suelen ser tomados por visitantes que llegan en botes recreativos, haciendo aún más difícil el control desde tierra.

“Toda axuda é boa”

El regidor alabó la medida de la Xunta: “Toda axuda é boa”, “é unha medida moi acertada”, ya que el peso de estos controles recaerá en los propios ayuntamientos.

Rueda, por su parte, puso a A Illa como “referente en Galicia” del problema al que hacer frente este verano, con “moitos visitantes” y “moitas praias”. De ahí la decisión autonómica de dotar a concellos como estos de fondos que permitirán contratar a personal específico para redoblar los esfuerzos de limpieza y desinfección en los arenales y velar por que se respeten las normas de distanciamiento social, que regirán más allá del estado de alarma. Será, en todo caso, personal a mayores de los socorristas, que seguirán su habitual vía de contratación, como cada verano. Para la concesión de los fondos se tendrá en cuenta, además, indicadores de la potencialidad turística de los ayuntamientos, como su número de plazas hoteleras.

La Xunta opta así por ayudas la contratación para los municipios para el control de playas, después de que se descartase la primera opción de la cita previa con acceso con códigos QR, que los concellos veían mucho menos operativa. l

Comentarios