martes 22/9/20

Concluye la rehabilitación de la Casa del Priorato de Arra con una inversión de 400.000 euros

El gobierno local estudia destinar parte del espacio para fines turísticos y poner en valor el patrimonio municipal
El alcalde y la edil de Urbanismo comprobaron el resultado de las obras | CONCELLO
El alcalde y la edil de Urbanismo comprobaron el resultado de las obras | CONCELLO

El Priorato de Arra está más cerca de convertirse en un centro sociocultural tras la finalización de las obras de rehabilitación del edificio que supuso una inversión para el Concello de Sanxenxo de casi 400.000 euros cofinanciados a través del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra.

Toda vez que las instalaciones ya están acondicionadas, el gobierno local estudia ahora la posibilidad de destinar parte del espacio a fines turísticos en los que se pueda poner en valor el patrimonio natural y arquitectónico del municipio como la Ruta del Padre Sarmiento o el yacimiento de A Lanzada. En todo caso, este nuevo uso, indica el gobierno local, “no impedirá en ningún caso la utilización de las instalaciones para la realización de actividades puntuales de las asociaciones de la parroquia de Adina”.

Durante este año, los trabajos se centraron en la última fase de la reforma con la renovación de los revestimientos de suelos, paredes y techos en las distintas estancias, pero también en el acondicionamiento del patio exterior con una rampa de acceso que comunica los distintos espacios. El alcalde, Telmo Martín, y la concejala de Urbanismo, Flavia Besada, supervisaron el final de los trabajos.

Dos plantas reformadas

El Priorato tiene dos edificaciones independientes que cierran el patio central, y que articula todas las salas de la planta baja. En esta planta se acondicionaron tres locales y un almacén, aseos masculinos y femeninos, un distribuidor y un cobertizo. 

La primera planta acogerá una sala de usos múltiples, un despacho, un almacén y un hall. Entre las dos plantas suman una superficie útil de 480 metros cuadrados. La obra incluye también la renovación del saneamiento.

En la mejora de este inmueble, que en su día fue vivienda de unos monjes benedictinos relacionados con el monasterio de Armenteira, se han invertido cerca de 400.000 euros. De ellos, 190.000 euros fueron para la restauración de la cubierta y los muros de cerramiento de la edificación y los 185.000 que invirtieron en la adecuación de los espacios, procedentes del Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra. Antes de desarrollar estos trabajos, previamente fue necesario llevar a cabo una serie de tareas para restaurar el cierre perimetral del priorato y cambiar puertas y ventanas. l

Comentarios