sábado 15/8/20

Condenado a pagar 11.000 euros por agredir de manera brutal a una anciana

Por motivos que se desconocen, un hombre golpeó a la mujer de 86 años fracturándole la nariz y una costilla
La víctima más joven y sobrina de la anciana denunció los hechos en el cuartel de la Guardia Civil de Cambados | d. a.
La víctima más joven y sobrina de la anciana denunció los hechos en el cuartel de la Guardia Civil de Cambados | d. a.

La Audiencia de Pontevedra ha condenado a un pontevedrés a indemnizar con 11.093 euros a una anciana arousana residente en el bajo de su domicilio a la que golpeó de manera brutal a principios de 2018 y como autor de un delito de lesiones. Inicialmente el tribunal le impuso una pena de prisión de dos años, pero tras alcanzar un acuerdo de conformidad y ser inferior a seis años, se la suspendió bajo la condición de que no delinca en tres años y haga efectiva la responsabilidad civil. 

El hombre también agredió a la sobrina de esta mujer, de 86 años de edad, y por ello fue condenado por un delito leve de lesiones a indemnizarle con 152,80 euros por los cinco días que tardó en curarse de un golpe en el labio y a pagar una multa de 450 euros. Del mismo modo tendrá que responder por los gastos del Sergas en la atención médica de ambas. 

Según la sentencia, procedente de las diligencias abiertas en el juzgado número 2 de Cambados, en enero de 2018 este pontevedrés, con antecedentes penales no computables, estaba “muy alterado” y “sin saberse muy bien los motivos” se dirigió al bajo de la vivienda donde reside habitualmente golpeando la puerta hasta conseguir abrirla. Dentro estaba la anciana a la que “con ánimo de menoscabar su integridad física” y “aprovechándose  del desequilibrio de fuerzas a su favor, con la consiguiente superioridad física” del acusado y la gran diferencia de edad (él tiene 43 años), empezó a golpearla por todas las partes del cuerpo, tirándola al suelo donde le propinó patadas. De hecho, la Audiencia le aplicó la agravante de abuso de superioridad. En ese momento llegó la sobrina de la víctima y este se fue para volver después preguntando por las llaves de su coche para al final darle un puñetazo a la mujer más joven ocasionándole una contusión labial. Esta interpuso denuncia ante la Guardia Civil de Cambados. 

La anciana, de 86 años, sufrió una fractura en la nariz y en una costilla, además de policontusiones y tuvo que ser operada de un hematoma subdural. Además, le quedó una “deformidad permanente” consistente en una cicatriz en la zona del párpado izquierdo. Para su curación precisó 90 días de los cuales, 23 fueron de prejuicio “grave”. 

El tribunal asume con su sentencia las peticiones de la Fiscalía, que además solicitaba que se prohiba al pontevedrés acercarse en un radio de 250 metros a la mujer, a su domicilio o cualquier lugar que esta frecuente por un periodo de tres años y también comunicarse con ella. La resolución es firme y contra ella no cabe recurso.

Comentarios