martes 17.09.2019

El consumo de agua bajó en agosto en las villas más turísticas de O Salnés

Gastó en julio y agosto un 6,48% más con respecto a 2018 y destacan las subidas en Ribadumia y Vilanova
Vilanova. Depuradora de Agua Potable ETAP de la Mancomunidade de O Salnés en Tremoedo Vilanova.
Vilanova. Depuradora de Agua Potable ETAP de la Mancomunidade de O Salnés en Tremoedo Vilanova.

El consumo de agua potable en la comarca de O Salnés aumenta en verano considerablemente ante la llegada de los turistas y siempre da una idea del comportamiento del destino. Este año creció en un 6,48% con respecto al mismo periodo del año pasado, pero en agosto hubo un descenso generalizado en las localidades más turísticas, lo que vendría a refrendar las sensaciones de la hostelería de que fue más flojo que anteriores. Con todo, se consumió un 5,27% más gracias a la subida en localidades menos populares en este aspecto, destacando Vilanova, donde se gastaron 12.390 metros cúbicos más.

El propio presidente en funciones de la Mancomunidade do Salnés, Gonzalo Durán, recalcó que “no son datos directos de actividad económica” y que “en los próximos días dirá la hostelería, las visitas a los museos, las retiradas de efectivo en los cajeros... Pero parece que no fue la mejor temporada, aunque curiosamente depende del concello”.

En este año se consumió un 6,48% más de agua que en 2018; dicho de otro modo, 1,45 millones frente a 1,36 millones de metros cúbicos. El mayor incremento se registró en julio (un 7,57% más), al haberse gastado 722.389 metros cúbicos más del sistema de la Mancomunidade, que da de beber a todos los concellos menos a una parte de Vilagarcía y otra de Sanxenxo que se abastecen de otras fuentes. Este último tira en verano de Pontevedra.

El aumento fue generalizado en todos los municipios. Porcentualmente destacó Vilagarcía, que pasó de 1.651 a 5.409 metros cúbicos, un 69,5% más; pero llama especialmente la atención el caso de Ribadumia. En valores netos registró el mayor incremento, pues consumió 18.634 metros cúbicos más que en 2018, con un total de 82.855. Es casi lo mismo que sucedió en O Grove (17.626), aunque hay que tener en cuenta que es el ayuntamiento que más gastó en julio –como es habitual–, con 223.917 metros cúbicos. También subió en Meis, Vilanova y Vilagarcía y descendió en Cambados y Meaño.

Otra de las localidades más turísticas es Sanxenxo, donde se elevó en 14.403 metros cúbicos (un 10,5%); y en agosto registró la mayor subida de consumo de todo O Salnés con 88.968 metros cúbicos más que en 2018, con un total de 143.159 metros cúbicos consumidos. En cambio, en el resto de localidades de las consideradas como más turísticas se registró un descenso en ese mes. En la villa meca fue de un 7,15%, aunque no bajó de los 233.000 metros cúbicos consumidos; en Cambados cayó en un 19,11% (86.247) y en A Illa fue de un 10,4% (44.084). También se redujo en Meaño y en Ribadumia, en 9.797 y 16.999 metros cúbicos, respectivamente. Por contra, en Vilanova se alcanzaron las seis cifras con 107.971 metros cúbicos (un 11,4% más) y también creció en Vilagarcía y en Meis.

Comentarios