Sábado 23.03.2019

Un copiloto salta al volante, intenta huir de un control y embiste a la Policía

El altercado dispara el malestar de los agentes de Vilanova, que llevan años sufriendo patrullas unipersonales

El coche que intentó darse a la fuga inició la marcha hacia atrás, colisionando con el vehículo de la Autoridad  | cedida
El coche que intentó darse a la fuga inició la marcha hacia atrás, colisionando con el vehículo de la Autoridad | cedida

Un suceso en el que sufrió daños uno de los vehículos de la Policía Local de Vilanova ha hecho arreciar el malestar del Cuerpo por la organización de sus turnos de trabajo en patrullas unipersonales. La presencia de un único agente, denuncian, pudo favorecer que un alto policial a un vehículo en la noche del martes derivase en un accidente y en una situación de peligro. 


Eran alrededor de las 21 horas cuando la Policía recibió el aviso del 112 Galicia de que un coche circulaba por la general Vilagarcía-Pontevedra con una rueda delantera en llanta, sin goma. El agente en servicio dio con el vehículo en cuestión en la carretera de A Cerca, donde le dio el alto. El policía procedió a realizar una prueba de alcoholemia al conductor y, cuando se encontraba atendiendo a esta persona, el copiloto del coche detenido saltó al volante y emprendió la marcha de forma sorpresiva, tratando de darse a la fuga. 


No obstante, el vehículo engranó la marcha atrás y terminó colisionando con el coche de la Policía, estacionado justo detrás. El único agente en el punto pudo entonces reconducir la situación y pedir apoyo a la Guardia Civil, ya que el copiloto convertido en conductor mostró además un comportamiento “agresivo”, indican fuentes del Cuerpo policial.

Delito viario
La Guardia Civil desplazó a una patrulla de Cambados. El conductor al que se le dio el alto inicial superó la alcoholemia. Los agentes interesaron la práctica de un test de drogas para él, pero no fue posible disponer de ninguno, por lo que, finalmente, a esta persona no se le imputó ningún ilícito.


En cambio, el copiloto que intentó la fuga corrió una suerte diferente. Los agentes comprobaron que tenía el permiso de circulación retirado por resolución judicial, además de ser reincidente por quebrantamientos similares de la prohibición de conducir. 

Por todo ello, se le cumplimentaron diligencias por un presunto delito contra la seguridad del tráfico y ha sido citado para un juicio rápido que tendrá lugar el próximo martes, en Vilagarcía de Arousa. Además, tambien se le practicó a él una prueba de alcoholemia, dando positivo con resultado de 0,60, tasa no penal que, no obstante, lo enfrenta a una sanción de 1.000 euros y retirada de seis puntos. El investigado es un vecino de A Illa de Arousa, de unos treinta años, que responde a las iniciales R. B. F.


Fuentes del Cuerpo vilanovés recuerdan que la normativa especifica que las patrullas han de organizarse con dos agentes, nunca uno solo, como ocurre desde hace un par de años en la mayoría de turnos, tras una resolución de la Alcaldía que considera que la presencia de un único agente en servicio es suficiente. Por ello, solicitan revertir la situación.

Comentarios