Lunes 17.12.2018

Covsa ejecutará la reforma de Progreso y descarta cortes totales de tráfico

Covsa ejecutará la mejora de la calle Progreso sin cortes totales de tráfico. Su propuesta es realizar cada una de las fases del proyecto por márgenes independientes de forma que se pueda mantener siempre la circulación del tráfico

Vistas de la calle Progreso que será mejorada en las próximas semanas | d.a.
Vistas de la calle Progreso que será mejorada en las próximas semanas | d.a.

en al menos un sentido de la circulación. Además, en su oferta realiza propuestas de corte de tráfico puntuales con desvíos provisionales por viales alternativos. Otra de las ventajas es la reducción del plazo de ejecución que pasa de 12 a 8 meses así como la presentación de medidas alternativas para compatibilizar la obra con las actividades de la calle, zonas de aparcamiento disuasorio y una buena señalización con información del desarrollo de los trabajos, itinerarios seguros para peatones, accesos a garajes y vehículos de transporte público. Asimismo, plantea una ampliación de cuatro años en el plazo de garantía de la obra.
Además, Covsa aporta una memoria técnica con una apartado en el que se expone el conocimiento de la problemática que genera la obra. Los trabajos fueron adjudicados en un primer momento a Nexia. Sin embargo, la “anormalmente baja” oferta económica sin la posterior justificación hizo que  Covsa, en segunda posición, asumiese la obra.
Cabe recordar que la humanización de la calle tiene un presupuesto total de 2,5 millones de euros, de los cuales un 70%, 1.804.174 euros, los aporta la Consellería de Infraestructuras y el 30% restante, 773.217 euros el Concello.
La reforma abarca 1.280 metros que van desde la confluencia entre la rúa Progreso y la avenida de Madrid hasta la rotonda de Arnelas. El objetivo principal del proyecto es la reordenación de los espacios para vehículos y peatones lo que conllevará la creación de dos nuevas rotondas que permitirán agilizar el tráfico en los cruces más conflictivos de la calle y la mejora de las aceras que pasarán a tener como mínimo 1,8 metros  La mejora de la rúa Progreso contempla dos glorietas o rotondas que permitirán agilizar el tráfico y mejorar la seguridad vial. Las rotondas son mucho más eficaces y seguras que los carriles centrales, demasiado estrechos, que ahora tiene la calle para regular sus cruces. 
La primera rotonda tiene un diámetro de 27 metros y se construirá al inicio de la calle, en la confluencia con la Avenida de Madrid. 
La segunda glorieta, con un diámetro de 28 metros, en el cruce entre la rúa Progreso con Castelao y la carretera de Nantes. Se trata del cruce más conflictivo y donde se suelen generar importantes retenciones.   Está prevista la sustitución de la red de saneamiento y la creación de una red separada de pluviales.

Comentarios