Crónica | El “procés” ronda al Momo, que desfilará con 2.000 personas en Vilanova

La anarquía tomará Vilanova este domingo. La máxima autoridad, el alcalde, Gonzalo Durán, así lo permitirá para cumplir con la tradición del entierro de la sardina más peculiar de la comarca.

Crónica | El “procés” ronda al Momo, que desfilará con 2.000 personas en Vilanova
Autoridades, organizadores y el cómico Touriñán presentaron el desfile del Momo | cedida
Autoridades, organizadores y el cómico Touriñán presentaron el desfile del Momo | cedida

La anarquía tomará Vilanova este domingo. La máxima autoridad, el alcalde, Gonzalo Durán, así lo permitirá para cumplir con la tradición del entierro de la sardina más peculiar de la comarca. Como siempre, el personaje que arderá en el fuego purificador se mantendrá en el anonimato hasta el mismo día, pero dicen los más veteranos que le ronda el “procés” catalán. Ya poseyó a sus vecinos, que hace dos días tuvieron su propio “referéndum de liborios” y Durán advertía ayer a su homólogo isleño: “Non sei que din na Illa do artigo 155, pero supoño que non será respecto a Vilanova senón imos ter un Entroido movido, a ver se vai ser con carácter retroactivo. Coidadiño que a Carlos véxoo en Bruxelas”. El vilanovés compareció con una espesa peluca de rizos negros que lo alejaba del importante parecido a su hermano, el presidente de Portos, José Juan Durán, como puso de manifiesto uno de los miembros de la comisión que le acompañaron en la presentación de la fiesta. Pero el asalto lo ganó el cómico Xosé Antonio Touriñán que regresa tras perderse el anterior Momo. “Vou ter que comprar unha casa en Vilanova” porque “é unha honra e un placer” y “paseino moi ben nas festas do verán e se me animan pagándome...!, exclamó. Su compañero y humorista Xacobe será el maestro de ceremonias y él se encargará de la animación del desfile que partirá a las 17 horas y contará con la participación de unas 2.000 personas.
El concejal Javier Tourís, que se decantó por una peluca rubia, dio las cifras y aseguró que “día a día estánse anotando máis comparsas novas que nunca viñeran, estamos sorprendidos”. Y si Touriñán garantizó el buen tiempo desde el viernes y con el compromiso del propio Pemán, el edil hizo lo propio con el aparcamiento. Explicó que este año se habilitará más estacionamientos que el año pasado y estarán debidamente señalizados en los principales accesos al municipio.

Tras el desfile actuarán los miembros de Aché y la fiesta se prolongará hasta que el cuerpo aguante, hasta la noche si hace falta, como dijo el regidor municipal quien solo hizo un inciso de seriedad cuando le propusieron aplicar una república venezolana en Vilanova, aunque luego hasta bromeó con que el presidente del Gobierno y de su partido, Rajoy, “xa o puxemos bastante maduro, creo que macerado” e ironizó con su continuidad. “Imos deixalo un pouquiño máis”, expuso un organizador. “Ou non, depende”, añadió el alcalde. Y es que el Momo tiene esa magia, propicia los momentos más distendidos del año en el municipio. Eso sí, solo para garantizar la diversión y siempre sin ánimo de empañar la celebración. De hecho, todos solicitaron “sentidiño” y que “non haxa incidentes, que o único que pase sexa que nos divirtamos todos”, pidió el cómico coruñés.