domingo 20/9/20

Declaran improcedente el despido de un superviviente del Sin Querer Dos

La empresa armadora opta por indemnizar al marinero, pero ha recurrido la decisión judicial ante el TSXG 
Fachada del Palacio de Justicia de Pontevedra, sede de los juzgados de lo social  | gonzalo salgado
Fachada del Palacio de Justicia de Pontevedra, sede de los juzgados de lo social | gonzalo salgado

Un juzgado de lo social de Pontevedra ha declarado como improcedente el despido de uno de los tripulantes supervivientes del naufragio del cerquero Sin Querer Dos, ocurrido en diciembre de 2018. Así, ha condenado a la empresa armadora a readmitirlo o a indemnizarlo y esta ha optado por la segunda opción, aunque también ha recurrido la decisión ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). 

Se trata de la primera resolución de las tres demandas presentadas por los seis supervivientes y otros cuatro marineros pertenecientes entonces a la tripulación y que fueron despedidos a penas una semana después de la tragedia, que golpeó especialmente a Cambados. 

Detalles
El abogado de este trabajador, José Miguel Blas Orbán, especializado en derecho marítimo, explicó que, en el caso de su cliente, la denuncia se interpuso por despido improcedente y la falta de pago de horas extraordinarias, entre otras cuestiones. Sus argumentos son similares a los del resto de demandantes, es decir, alegan que la relación con la empresa viene de largo y que han ido encadenando contratos temporales cuando, en realidad, deberían ser considerados como personal fijo indefinido y corresponderle, por tanto, una indemnización mayor, así como los derechos correspondientes. 

El juzgado de lo social ha tomado en consideración sus argumentos y ha condenado al armador a indemnizar al cliente de Blas Orbán o a readmitirlo, optando esta por la primera opción y, de hecho, ya habría depositado la cantidad. Con todo, se muestra disconforme y por ello ha interpuesto un recurso de suplicación ante el TSXG que la defensa del tripulante ya ha impugnado. 

Por otra parte, la instrucción judicial abierta en un juzgado de Corcurbión por el accidente marítimo está atascada, a la espera de recibir el informe de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) sobre las causas del siniestro, que dejó un saldo de tres fallecidos y un marinero aún hoy desaparecido, Guillermo Casáis. Fuentes próximas a las partes implicadas en el proceso han señalado que el armador ya ha entregado la documentación en sede judicial, pero temen que esta situación demore en exceso la resolución de la causa pues este órgano colegiado del Ministerio de Fomento acumula un importante retraso motivado por la carga de trabajo y los numerosos casos abiertos. De hecho, también está pendiente de informe el incendio del catamarán Boramar que hace un año se cobró la vida de un hombre en O Grove. 

En el caso del Sin Querer Dos la situación es especialmente trágica para la viuda de Casais, que sigue a la espera de que la Fiscalía inicie los trámites para declarar fallecido a su marido y así poder cobrar las prestaciones que le corresponden a ella y a sus dos hijos menores de edad.

Comentarios