Miércoles 26.06.2019

Denuncian amenazas verbales y con un cuchillo a dos menores en O Grove

Los hechos tuvieron lugar en Beiramar, de manera consecutiva, y por parte de una madre y un hijo que itineran por O Salnés

Un momento del dispositivo realizado por la Policía Local para atender el caso | cedida
Un momento del dispositivo realizado por la Policía Local para atender el caso | cedida

La Policía Local de O Grove tuvo que intervenir a última hora de la tarde del viernes en un altercado en el que se vieron implicados dos menores de edad y una pareja, supuestamente madre e hijo, que presuntamente los amenazaron, a uno verbalmente y a otro esgrimiendo un cuchillo. Las diligencias se trasladarán a la Guardia Civil, competente en esta materia de seguridad ciudadana.


Los hechos ocurrieron entre las ocho y las nueve de la noche en la zona del barrio de Beiramar cuando el hombre, de unos 30 años de edad, y la mujer, que ronda los 50, presuntamente amenazaron verbalmente a un niño y posteriormente a otro, en esta ocasión con un cuchillo y sin que, afortunadamente, la amenaza fuera más allá. Ambos tienen entre 12 y 14 años de edad.


Los dos episodios se produjeron de manera consecutiva y se desconocen los motivos que desencadenaron los enfrentamientos. Los vecinos enseguida alertaron a la Policía Local que se dispuso a dar con el paradero de la pareja, encontrándolos en la Avenida Teniente Domínguez pues, al parecer, se disponían a abandonar la localidad. En base a su descripción, se trataría de una madre y su hijo que itineran por la comarca y que, según vienen denunciado los vecinos en las redes sociales desde hace algún tiempo, han mantenido actitudes agresivas frente a otros ciudadanos en anteriores ocasiones, sin que nunca se haya producido un incidente de mayor gravedad.


Una vez localizados, los agentes del Cuerpo local procedieron a su identificación y tomaron testimonio tanto a ellos como a los niños que aseguraron haber sido increpados.


En la zona también se concentraron algunos vecinos para evitar que estas personas se marcharan antes de responder ante las autoridades por los presuntos hechos cometidos.


Según fuentes de la Policía Local, las diligencias se trasladarán ahora a la Guardia Civil donde los padres de los menores deberán interponer las correspondientes denuncias, en caso de considerarlo necesario. En la tarde de ayer todavía no constaba en el cuartel grovense ninguna denuncia y la madre y el hijo pudieron seguir su camino. Esto no quita que una vez se presenten las correspondientes denuncias sean llamados a declarar ante los guardias y que estos tomen las medidas oportunas.

Comentarios