jueves 17.10.2019

Las denuncias por botellón caen un 58 % respecto al verano de 2018

La Policía Local realizó 3.296 intervenciones en temporada estival con especial incidencia en el tráfico
La sede de la Policía Local de Sanxenxo está ubicada en la Travesía de Miraflores | d.a.
La sede de la Policía Local de Sanxenxo está ubicada en la Travesía de Miraflores | d.a.

La Policía Local de Sanxenxo realizó en los meses de junio, julio, agosto y lo que va de septiembre, un total de 3.296 intervenciones de distinto tipo: Retirada de vehículos con la grúa, tráfico, botellones, ruidos y denuncias por orinar en la calle. 

Del total, 2.445 corresponden a denuncias de tráfico y 436 a retiradas de vehículos con la grúa municipal, que mantienen cifras similares al año 2018, con 2.292 y 444, respectivamente. 

Un dato que destaca, puesto que se ha visto disminuido sustancialmente es el botellón, ya que mientras en el verano de 2018 se denunciaban 201 botellones, este año se han sancionado 85. 

El número de denuncias por realizar necesidades fisiológicas en la vía pública mantiene su dato muy aproximado al del 2018, con 273 denuncias.  

Cabe recordar que gobierno contrata durante el verano a 33 auxiliares de policía que se suman durante estos meses a los 25 de plantilla para para reducir y controlar los comportamientos incívicos. Desde el gobierno inciden en que se “va a ser muy firme y constante en la mejora de la seguridad ciudadana, especialmente en los espacios de ocio nocturno”. El contrato de estos auxiliares terminó el 15 de septiembre y el gobierno ha decidido prolongar el contrato de 6 de ellos hasta el 15 de diciembre.

“Mejora seguridad”
Desde el Concello de Sanxenxo, destacan que el trabajo de la Policía Local, la colaboración de la Guardia civil y la implicación del gobierno, con el propio alcalde, Telmo Martín, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Jaime Leiro, supervisando el dispositivo durante las madrugadas, “está permitiendo una mejora de la seguridad ciudadana. Sigue habiendo incidencias y problemas, pero ahora los infractores saben que tienen un coste en términos de denuncias y multas”. 

El gobierno trabaja en la aprobación de una ordenanza de convivencia ciudadana que controle, entre otros aspectos, algunos de los comportamientos mencionados anteriormente. 

Tal y como indica la ley, el gobierno solicitó la opinión de las personas y colectivos que deseen expresarse sobre el tema y además convocará una junta de portavoces para su consenso, previa a llevarla a la Comisión de Asuntos Generales y a su posterior aprobación en Pleno.  Esta consulta pública termina hoy viernes día 20.

Comentarios