domingo 15.09.2019

El diseño ganador para la Praza do Mar contempla un umbráculo acristalado

“Batea en tierra” propone una especie de auditorio de 2.000 metros, mejorar Capitanía y otras obras por 11 millones

Nauta Sanxenxo gestiona el Puerto Deportivo Juan Carlos I
Nauta Sanxenxo gestiona el Puerto Deportivo Juan Carlos I

“Batea en tierra”, así se llama el proyecto ganador del concurso de ideas para reformar todo el entorno de la Praza do Mar de Sanxenxo. Precisamente recibe este nombre por la construcción de un umbráculo de 2.000 metros cuadrados; un techado luminoso, pero por el que no entra el sol, que tendrá un cierre acristalado perimetral y permitirá acoger todo tipo de eventos. También contempla otras actuaciones y reformas con un coste total de casi 11 millones de euros, que “financiará Nauta Sanxenxo sin que le cueste un euro a los vecinos” porque va a solicitar la ampliación de la concesión del uso del puerto deportivo, según el Concello.

El diseño está firmado por el estudio Paredes Pedrosa Arquitectos y en segundo lugar quedó “XXY”, de CPinos SL, y en tercero, “Ciudadela social”, de Unión Arquitectos. Sus identidades se dieron a conocer ayer, en una reunión del consejo de administración de Nauta, después de que el jurado del concurso seleccionase el pasado viernes el proyecto ganador sin conocer a los autores.

Otros detalles
“Batea en tierra” propone construir esta estructura similar a la del cultivo de mejillón a modo de umbráculo; un recinto techado muy luminoso pero protegido de los rayos directos del sol así como de la lluvia y del aire. Estará sujeta por cuatro pilares de madera y cerrada por una cristalera con efecto espejo, lo que permitirá disfrutar de las vistas de la ría y Silgar. Ocupará un 25% de la plaza (2.000 metros cuadrados) y permitirá albergar eventos deportivos, culturales, ferias, congresos, etc. y además en “cualquier época del año, dotando a Sanxenxo de un edificio con mayor capacidad que un auditorio o un pabellón deportes pero a un coste muy inferior”, según las mismas fuentes. El proyecto propone eliminar las gradas de la plaza y sustituirlas por un suave talud y crear un jardín de especies autóctonas que se prolongará a una gran parte de la explanada y contará con pasarelas de madera para facilitar el tránsito de personas. El edificio de Capitanía y los locales comerciales también renovarían su imagen. En concreto, para el primero, se propone unificar su volumen mediante la mejora de su acabado exterior y en el tejado se instalarían paneles solares para ahorrar energía. Además se colocaría una pérgola lineal, mejorando la estética de los locales, aportando además sombra y mejorando la climatización, según los autores del proyecto.

Este incluye mejoras en las instalaciones del puerto, un mirador, un auditorio exterior al final de la plaza, un aljibe y nuevos accesos peatonales al parking. Y otra ventaja, según Nauta, es su sostenibilidad ambiental porque, además de los paneles, “los materiales y estructura del umbráculo facilitarán su climatización en cualquier época y la captación de agua de lluvia en todas las instalaciones permitirá almacenarla en el aljibe (situado bajo el talud) para su posterior uso en el riego del jardín y baldeos”.


El presupuesto asciende a 10,9 millones que “Nauta financiará sin que le cueste un euro a los vecinos, de la misma forma que se hizo cuando se compró la concesión del puerto y se hicieron las obras de 2003-2005”, añadieron fuentes del organismo autónomo. Entonces se invirtieron 15 millones de euros (seis en la concesión y nueve en las obras), que “se recuperaron por la venta y explotación de los pantalanes, locales y el parking. Ahora va a solicitar la ampliación de la concesión, lo cual permitirá financiar el proyecto”.

Comentarios