• Jueves, 18 de Octubre de 2018

El dueño del cuartel de Noalla inicia su derribo tras doce años de espera

Tras casi doce años de espera, los trabajos de derribo del ruinoso cuartel de Noalla dieron comienzo en la mañana de ayer por parte del propietario

El dueño del cuartel de Noalla inicia su derribo tras doce años de espera
La demolición del cuartel de Noalla se hará efectiva esta semana | g. salgado
La demolición del cuartel de Noalla se hará efectiva esta semana | g. salgado

Tras casi doce años de espera, los trabajos de derribo del ruinoso cuartel de Noalla dieron comienzo en la mañana de ayer por parte del propietario y está previsto que se prolonguen a lo largo de toda la semana. Previa a la tarea de demolición, el propietario deberá vaciar el recinto donde se ubica el cuartel y que está lleno de piedra que ayer comenzaron a retirar.
El pasado mes de octubre el propietario del edificio se personó en el departamento de Urbanismo, para comunicar su intención de ejecutar dicho derribo, una gestión que hizo que los trámites de demolición por parte del Concello se paralizasen.
Días antes, la Concejalía de Urbanismo, le había enviado un requerimiento para la ejecución de la demolición, advirtiéndole que, de forma subsidiaria, de no llevarlo a cabo, sería el Concello quien acometería esos trabajos con cargo al propietario. 
El gobierno local ya disponía de dos presupuestos, que ascendían a las cantidades de 17.300 y 20.400 euros, para el derribo. El primero no incluía la retirada de la piedra de la parcela una vez demolido el edificio mientras que el segundo sí.  Casi doce años después de que el Concello de Sanxenxo iniciase el expediente para demoler el viejo cuartel de la Guardia Civil, esta semana se hará efectivo. 
Fue en el verano de 2016, cuando el gobierno local tuvo constancia de que el Cuartel no estaba incluido en el inventario autonómico e inició los trámites para proceder al derribo del inmueble. Pero, una de las razones por las que el cuartel no fue derruido hasta la fecha tiene que ver con una solicitud por parte del propietario del inmueble a la Consellería de Cultura, para que esta administración iniciase el proceso pertinente para catalogar las ruinas como Bien de Interés Cultural (BIC). Una posibilidad descartada por la Xunta de Galicia.
El colectivo vecinal San Esteban de Noalla fue uno de los más insistentes con la necesidad de demolición del cuartel e incidió en más de una ocasión en el problema de insalubridad y de mala imagen que el edificio causaba a la parroquia. De hecho, era uno de los objetivos que llevaban en  su programa y que ahora se verá cumplido. También la Comunidad de Montes de Noalla criticó el mal estado del edificio y los problemas que generaba este al entorno de la parroquia. Ambos colectivos incidieron en la necesidad de derribo que, por  fin, esta semana se verá cumplido. l