Sábado 15.12.2018

Durán acusa al PSOE, a “Carmuchiña” y al “desgraciado” de Javier Dios de “amigos” de los “proetarras”

Rechaza la petición de dimisión y sigue adelante con una denuncia con la que cree que Silva “acabará en la cárcel”

El regidor, con miembros de su ejecutivo, en la comparecencia de ayer | cedida
El regidor, con miembros de su ejecutivo, en la comparecencia de ayer | cedida

Quien se esperase un tono conciliador del alcalde de Vilanova después de la sentencia de lo contencioso en contra del Concello, se equivocaba. Ayer Gonzalo Durán salió de nuevo con toda su característica artillería dialéctica y cargó con dureza contra quienes lo criticaron estos días después de conocerse el fallo, favorable a la Diputación. El popular mentó a los “proetarras”, para definir con tal condición a los “amigos” políticos de los socialistas en diferentes gobiernos.

La presidenta provincial, Carmela Silva, y el diputado y concejal socialista Javier Dios, quien esta semana incluso pidió la dimisión del regidor, fueron el blanco de su ira: Del edil dijo que es “infame”, un “sinvergüenza”, un “traidor” y un “desgraciado”. De Silva consideró que “Carmuchiña, Carmeliña”, la “madrina de Susana Díaz”, “tenía un mal día”, porque “vio que lo que le pasó en Andalucía (al PSOE) le va a pasar a ella en cinco meses”. Insistió en la idea de que a la izquierda le quedan los días contados en el gobierno provincial y por ello añadió que si Silva “hasta ahora no ahorró nada de los 12.000 euros por no hacer nada que cobra al mes, puede ahorrar estos cinco o seis meses y hacer un ‘petiño’ para cuando se vaya a la calle en junio”.

Héroes y villanos
Tampoco sentó bien al vilanovés que la socialista citase a Vox en su crítica de esta semana. “La representante, en esta provincia, institucional más alta, del Partido Socialista, que gobierna con Bildu, que gobierna con los proetarras, que gobierna con Podemos que se hace fotos con Otegui... Esa, me comparó a mi con Vox”, arremetió Durán. A lo que añadió que “yo no soy de Vox”. “Puedo ser en este país del partido que me dé la gana. Soy del PP”, para subrayar que “no tengo nada contra Vox”. “De momento yo no sé que se haya saltado ninguna ley”, refirió. “Y hay gente que me merece el respeto ahí, como Ortega Lara, que es un hombre... donde los amigos de Sánchez, de Carmela y de Podemos, Otegui y compañía, lo han tenido en un zulo como un animal un montón de meses”. “Ese hombre sí que me merece respeto; Carmela Silva, no”. Por ello, cree que la socialista “debiera lavarse la boca” al hablar de tal partido, dijo, donde “hay gente que son verdaderos héroes de este país. Y ella no lo es”. “Ellos son unos traidores que están contemporizando con los que quieren romper España, con los vascos y catalanes
independentistas y aquí gobernando con Mareas, que son lo mismo. Todo, lo mismo”.
De Javier Dios afirmó que es “el mayor traidor que dio Vilanova de Arousa”. “El tribunal falla que la Diputación no le dé 1,5 millones de euros a su pueblo para hacer una piscina y él se alegra. Y pide mi dimisión”, atacó. “Ya no tiene dignidad para ser concejal”. “No junta dos neuronas para hablar”. “Hay que ser desgraciado”.

Y de la sentencia, insistió en lo ya dicho este fin de semana: Que el contencioso ha permitido a Vilanova disponer de declaraciones de funcionarios provinciales y de documentación con la que acudir a la vía penal.

“Habéis caído”
“Lo siento, Carmela; lo siento, Javierito: Lo hemos hecho bien y habéis caído en el agujero”. Considera que esta documentación será clave para conseguir una condena penal con la que cree que Silva “va a terminar en la cárcel”. Asegura que quedará claro que los proyectos para la orden de ayudas de esta polémica no daba tiempo a hacerlos en el mes de plazo, preguntándose “¿por qué los ayuntamientos del PSOE tenían hechos los proyectos y los del PP no lo sabíamos?”. “¿Quién los avisó?”, arremetió. “Porque eso es delito”. l

Comentarios