• Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Durán aviva la brecha abierta por el transporte comarcal y las mareas de O Salnés presentan una tercera alternativa

La Mancomunidade do Salnés hablará largo y tendido sobre el transporte comarcal. A las dos propuestas actuales, la del gobierno de Alberto Varela de convertir Vilagarcía en cabecera de un área metropolitana y la del presidente comarcal de asumir las competencias y gestionar el servicio directamente, se suma ahora una tercera.

Durán aviva la brecha abierta por el transporte comarcal y las mareas de O Salnés presentan una tercera alternativa
Miembros de las plataformas vinculadas a En Marea en O Salnés en una reunión donde prepararon su propuesta | cedida
Miembros de las plataformas vinculadas a En Marea en O Salnés en una reunión donde prepararon su propuesta | cedida

La Mancomunidade do Salnés hablará largo y tendido sobre el transporte comarcal. A las dos propuestas actuales, la del gobierno de Alberto Varela de convertir Vilagarcía en cabecera de un área metropolitana y la del presidente comarcal de asumir las competencias y gestionar el servicio directamente, se suma ahora una tercera. Las mareas reclaman a la Xunta su inclusión en el Plan de Transporte Metropolitano de Galicia para que los vecinos puedan acceder a sus bonificaciones, entre otras cuestiones que también llevarán al Parlamento. También exigen que se abandonen “posicións partidistas”, pero Gonzalo Durán no parece dispuesto. Ayer, lejos de apaciguar la polémica, volvió a acusar a Ravella de querer ganar cuota de poder para controlar las decisiones comarcales. 
Los grupos de Somos de Cambados, Ribadumia y Vilagarcía,  junto a Gañemos Vilanova y En Marea Sanxenxo no se “casan” con nadie. Creen que lo de Durán son “ocorrencias” porque no ha presentado ninguna propuesta formal ni “traballada e avalada por informes”. Es más, lo tachan de “saídas de tono” para “desviar a atención” sobre la Xunta, que “discrimina” a O Salnés al no haberlo incluido en el Plan de Galicia (sólo está Sanxenxo en el área de Pontevedra). De hecho, piden revertir esta decisión y dar acceso a las bonificaciones previstas en el mismo. 
En cuanto al área defendida por el Ejecutivo de Varela, la califican de “coxa ao non ter en conta as necesidades e aportacións” del resto de concellos” y creen que su aplicación “sería un erro”, ya que en la comarca no hay un único núcleo de referencia. Su alternativa pasa por la conexión directa de los nueve concellos con el Hospital; aumento de frecuencias y horarios de localidades atendidas en Montecelo (Meis, Meaño, O Grove y Sanxenxo) con Pontevedra; líneas a los polígonos y mejor comunicación entre zonas rurales, así como más servicios a villas con oficinas del INEM, juzgados, ISM, tren, etc. y las ciudades universitarias. También que haya servicios específicos para atender la movida. 
Así las cosas, le piden a las partes que se creen mesas de trabajo y que incluyan a otros agentes para lograr un plan “participativo”. De hecho, le advierten a Varela que no van a aceptar su “afán de protagonismo e falta de diálogo” para que la propuesta que, en su día aprobó el pleno vilagarciano, a instancias de Somos y EU, sobre crear un plan comarcal, “termine sendo un fiasco”. 

Vilagarcía “rebaja” su idea
Por su parte, Durán echó ayer más leña al fuego. A pesar de que Ravella asegura que solo sería para mejora el transporte y no asumiría otras competencias ahora en manos de concellos y la Mancomunidade, lo niega y le acusa de “rebajar” la propuesta que hizo la concejala Tania García en la reunión con la conselleira –tras la cual saltó la polémica– por presiones de otros gobiernos socialistas. De hecho, insistió en la idea de que crear un área supondría gestionar la ordenación del territorio, empleo, turismo, promoción cultural y otras materias como el saneamiento, que gestiona la entidad supramunicipal, así que “se la cargarían”, dijo. 
Según Durán, la propuesta de la concejala de Mobilidade, Paola María Mochales, cambiaría las “reglas del juego” del modelo actual, con tres representantes por cada municipio en un pleno de 27, porque se pasaría a un voto ponderado según el número de habitantes. “Es el cambio fundamental que quieren, como no tienen el peso que quieren, ahora tratan de colar el área metropolitana”, añadió. 
El presidente dibujó un escenario en el que a Vilagarcía le bastarían dos concellos de su color político para “tomar en solitario decisiones que nos afectan a todos” y, en ese futurible, se preguntó qué pasará si vuelven “viejas polémicas” como la implantación de un centro comercial, o que, por ejemplo, “Cambados quiera ampliar su polígono y llevarse empresas de Vilagarcía, si la alcaldesa lo permite es su problema, para mi pueblo no lo quiero”. 
El regidor vilanovés cree además que “no tiene peso suficiente” para ser cabeza de una entidad, ni capacidad de gestión. Así, advirtió que Vilanova no va a dejar en sus manos cuestiones como las nuevas tecnologías, porque “están en la prehistoria y nosotros estamos diez años por delante”; o las comunicaciones, ya que “está mal estructurada, se hicieron carreteras para no pasar por la ciudad, se dejaron aislar”. 
Con todo, recogió el guante lanzado por Varela, que le retó a llevar las dos propuestas a pleno, y gustosamente. “Debatamos democráticamente, que los vecinos sepan lo que votan sus representantes”, manifestó.