miércoles 17.07.2019

Educación concede al IES Monte da Vila el ansiado bachillerato de Artes

El centro empezó a reclamar esta modalidad hace tres años ante la alta demanda y la lejanía de otros institutos 

Imagen de archivo de la fachada del IES Monte da Vila de O Grove | d. a.
Imagen de archivo de la fachada del IES Monte da Vila de O Grove | d. a.

El IES Monte da Vila de O Grove lleva tres años peleando por contar con un bachillerato de Artes ante la elevada demanda de la comunidad escolar meca que, para cursar esta modalidad, debe recorrer un mínimo de 38 kilómetros. Y finalmente lo ha conseguido porque la Consellería de Educación acaba de concederlo para que empiece a impartirse el próximo curso, el de 2019/2020.

La petición ha contado siempre con el apoyo de la ANPA y del Consello Escolar y de los políticos. De hecho, la Corporación municipal aprobó por unanimidad en enero de este año un acuerdo plenario para reclamar este bachillerato a Educación. No fue la primera vez que se dirigió a la Xunta, tampoco desde la dirección del centro. 

El instituto lleva desde 2017 solicitando este itinerario educativo ante la creciente demanda de alumnos interesados en recibir una educación artística, tanto en las optativas de cuarto de ESO como en las específicas de primero y segundo de Bachillerato. De hecho, el último estudio realizado situaba en 18 los estudiantes que demandaban cursar esta modalidad. Pero además, el interés creciente llevó al IES a aumentar las asignaturas relacionadas con el arte. Otro de los argumentos esgrimidos era que el centro ya cuenta con aulas disponibles y además hay profesores con la preparación necesaria para impartir la formación. 

Con todo, en la resolución de Educación, publicada ayer en el Diario Oficial de Galicia (DOG), se autoriza a la Dirección General de Educación y a Recursos Humanos para “adoptar todos los actos y medidas necesarias para la aplicación de esta orden”. También señala que “resulta necesario ampliar la oferta” para “mejorar la atención del alumnado de bachillerato”  tras haber analizado las “necesidades educativas surgidas y la oferta de modalidades en funcionamiento”. En anteriores ocasiones había denegado la solicitud al considerar que había oferta suficiente en el entorno. Sin embargo, el IES Monte da Vila siempre le replicó que los jóvenes tenían que desplazarse, como mínimo, a Vilagarcía (38 kilómetros) o a Pontevedra (43) para poder cursarlo, lo que supone dos horas diarias en transporte público y casos en los que los estudiantes se quedaban a vivir en estos destinos, por lo menos los de las familias con posibilidades económicas. Así, otros interesados acababan cursando otras especialidades en O Grove ante la imposibilidad de afrontar este tipo de gastos.

Comentarios