martes 02.06.2020

Envían a prisión a un isleño acusado de intento de homicidio al joven en O Bao

Se trata de un hombre de 23 años, que permanecerá en la cárcel, sin posibilidad de salir bajo fianza
El detenido, a su salida ayer del juzgado, donde se ordenó su ingreso provisional en un centro penitenciario | GONZALO SALGADO
El detenido, a su salida ayer del juzgado, donde se ordenó su ingreso provisional en un centro penitenciario | GONZALO SALGADO

El juzgado ha enviado a prisión a un vecino de A Illa al que se tiene por supuesto autor de los hechos que el domingo provocaron graves lesiones a un joven de la localidad, que tuvo que ingresar en la UCI de Montecelo, con múltiples fracturas. Al arrestado se le atribuye la presunta comisión de un delito de homicidio en grado de tentativa y permanecerá en prisión provisional, sin fianza.

La Guardia Civil detuvo en la tarde del martes al ahora investigado, N.L.P., de 23 años de edad. Este joven pasó ya la noche del martes al miércoles en los calabozos del Instituto Armado en Sanxenxo, siendo trasladado ayer por la mañana a Cambados para prestar declaración judicial. Fue llevado por los agentes ante el Juzgado Mixto número 2 de la villa albariñense, en funciones de guardia, donde se le tomó declaración a última hora de la mañana. Poco antes de las dos de la tarde abandonaba las dependencias judiciales, igualmente, arrestado: El juzgado había dictado para él la medida de prisión provisional, comunicada, pero sin posibilidad de salir bajo fianza.

El juzgado cambadés, además, acordó ya inhibirse en favor de los de Vilagarcía, enviando las diligencias practicadas a la capital arousana. La medida de traslado del expediente se adopta teniendo en cuenta que el suceso ocurrió en A Illa, que pertenece al partido judicial vilagarciano, que es donde se seguirá instruyendo el caso.

Caída en altura

Fuentes próximas a la investigación reiteraban ayer lo avanzado en los últimos días: Que el joven malherido pudo haber caído o sido arrojado desde una altura considerable, en el exterior del edificio náutico de O Bao. A falta de concretar qué pudo pasar exactamente en la escena, la precipitación al vacío podría explicar así al menos varias de las múltiples lesiones de gravedad que sufrió la víctima, que está grave, pero fuera de peligro.

A través de un testigo se supo que este había abandonado en la madrugada del domingo un pub, anunciando que se iba a casa. Fue encontrado el domingo por la mañana tendido en el exterior del náutico, malherido, con fracturas en extremidades, tórax y cadera y con síntomas de hipotermia. Le faltaba una bolsa con el móvil, cartera y otros efectos, apareciendo el billetero en A Abilleira. Su coche fue encontrado aparcado al pie del edificio, donde todavía permanecía estos días.

Comentarios