domingo 13.10.2019

La excavación de O Areoso es inminente e incluirá catas en busca de nuevos restos

excavación arqueológica en el islote de O Areoso (A Illa de Arousa) dará inicio de forma “inminente” e incluirá trabajos de prospección en busca de nuevos posibles restos arqueológicos. Así lo adelantan desde la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, que financia el proyecto de investigación en el islote.

El muro que protege la Mámoa 4, en una imagen tomada este verano	b. y.
El muro que protege la Mámoa 4, en una imagen tomada este verano b. y.

La excavación arqueológica en el islote de O Areoso (A Illa de Arousa) dará inicio de forma “inminente” e incluirá trabajos de prospección en busca de nuevos posibles restos arqueológicos. Así lo adelantan desde la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, que financia el proyecto de investigación en el islote.
La actuación se licitó por alrededor de 70.000 euros, se adjudicó a la empresa Tomos Conservación Restauración SL por 59,376,64 y prevé una pequeña parte de la inversión dentro de esta anualidad. De ahí que las operaciones iniciales puedan arrancar ya antes de final de año. Desde Cultura explican que las labores comenzarán por trabajos de documentación geométrica, pero también con la prospección intensiva de todo el islote, “na procura de materiais arqueolóxicos significativos”. Igualmente, está prevista la realización de algún sondeo arqueológico donde se localicen restos que presenten riesgo de alteración, dada la erosión intensa a la que está sometido el escenario.
Posteriormente, los trabajos se centrarán ya sobre la Mámoa 4, el dolmen y construcción de mayor tamaño de las documentadas en O Areoso, parcialmente cubierto por una duna.
Se trata de un túmulo megalítico de especial interés para los investigadores, puesto que su interior se cree virgen desde su construcción y las condiciones del suelo podrían haber conservado incluso restos biológicos de los enterramientos.
El islote de O Areoso, de unas ocho hectáreas, se ubica en plena Ría de Arousa, dentro del Complejo Intermareal Umia-O Grove, de la Rede Natura 2000. Se encuentra a unos 1.400 metros de A Illa de Arousa, pero se cree que hasta hace 3.500 años pudo haber sido una península, conectada con el territorio de lo que hoy es el municipio isleño. Esto sería posible teniendo en cuenta que el nivel del mar hace casi cuatro milenios era de entre cinco y siete metros más bajo, lo que permitía mantener emergidas tierras hoy cubiertas por el océano.
Hay evidencias de ocupación humana durante el Neolítico y la Edad del Bronce, con hallazgos en forma de piezas cerámicas y huesos de animales. Los restos arqueológicos se conocen desde el año 1988.

Comentarios