miércoles 11.12.2019

Las excavaciones y movimientos de tierra marcan el inicio de las obras del futuro colegio de O Revel

La Consellería de Educación prevé que este mismo mes se dé inicio a los trabajos de cimentación
Los trabajos avanzaron ayer en la parcela del futuro colegio de O Revel | f.a.
Los trabajos avanzaron ayer en la parcela del futuro colegio de O Revel | f.a.

El futuro colegio de O Revel comienza a vislumbrarse. Hace ya un par de semanas que la empresa licitadora, San José, se asentó en la parcela y la obra es ahora visible con los trabajos de movimientos de tierra y excavaciones. Desde la Consellería de Educación señalan que se prevé que este mismo mes inicien la cimentación con los micropilotes que será la base del futuro edificio educativo.

La Xunta adjudicó por 4.557.247 euros la construcción del futuro colegio de O Revel, un precio muy inferior al de licitación, 5.138.980,53 euros. La oferta de la empresa Constructora San Jose proponía además una reducción en el el plazo de ejecución de los trabajos a doce meses, un mes menos de lo previsto. De todos modos, pese a las previsiones, parece ya imposible que la obra esté concluida para el inicio del próximo curso 2020-2021.

El nuevo CEIP, con capacidad para 450 alumnos, dará respuesta a las necesidades de escolarización de una zona en la que el centro de referencia es el CEIP Crucero, muy antiguo. El colegio albergará 18 aulas docentes (6 de Infantil y 12 de Primaria), 4 aulas de apoyo educativo, aula de usos múltiples, biblioteca, aulas de informática y música, gimnasio y comedor, así como una zona de administración que incluirá despacho del director, del jefe de estudios y de coordinación y orientación, secretaría y archivos, sala de profesores, ANPAS, aseos y conserjería. El edificio se estructurará en tres plantas, pequeño semisótano, planta baja y primera. En la planta semisótano se situarán las zonas de instalaciones y el gimnasio, mientras que la planta baja albergará los accesos al centro, la sala de comedor-usos múltiples, sala de profesores, administración, aulas de infantil y desdoble, así como la biblioteca, aula de informática y un gran patio central. En la planta primera estarán las aulas de primaria, la de música y la de orientación.

La parcela destinada al centro educativo tiene una superficie de 11.346 metros cuadrados, de los que los edificios solo ocuparán el 35 % (3.943 metros cuadrados). El resto de la finca mantendrá su estado natural con arbolado autóctono y de ribera, según señaló el ejecutivo sanxenxino. El proyecto del futuro colegio de O Revel pondrá también de 534 metros cuadrados a disposición de aparcamiento exterior. Otros 800 metros cuadrados se emplearán en una pista de fútbol. Además, se han incluido una serie de mejoras como espacio para la construcción de un polideportivo, con acceso independiente, y de uso mixto para los alumnos en horario escolar, así como para los clubes deportivos por las tardes y fines de semana.

Comentarios