jueves 17.10.2019

Exculpan a los conductores del camión que trajo los 60 kilos de heroína desde Bulgaria

El dueño del vehículo afirma que los transportistas desconocían la carga ilegal, oculta en un compartimento
Uno de los doce acusados de integrar una organización que en 2017 intentó introducir en Galicia 60 kilos de heroína, así como una "importante cantidad" de cocaína desde Colombia, a su llegada al juicio que se celebra en Vigo este lunes. EFE/ Salvador Sas
Uno de los doce acusados de integrar una organización que en 2017 intentó introducir en Galicia 60 kilos de heroína, así como una "importante cantidad" de cocaína desde Colombia, a su llegada al juicio que se celebra en Vigo este lunes. EFE/ Salvador Sas

Los 60 kilos de heroína que un golpe policial descubrió en una nave de Caldas en 2017 viajaron desde Bulgaria ocultos en un compartimento secreto de un camión, que cargó durante miles de kilómetros diversas mercancías legales para tratar de disimular el envío ilícito. No obstante, los dos conductores aseguraron ayer que desconocían que llevaban un alijo, extremo que también afirmó el dueño del vehículo.

Así se manifestó este martes en la segunda jornada del juicio que sienta en el banquillo de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial en Vigo a doce acusados de narcotráfico, varios de ellos de O Salnés. El fiscal pide para cada uno de ellos once años de prisión. Ayer fue turno, en su mayor parte, de las declaraciones de varios ciudadanos búlgaros. Dos de ellos asumieron ante el tribunal la responsabilidad del operativo ilegal, eximiendo al resto de sus compatriotas.

Cargas legales y otra oculta

El propietario del camión, Ivailo I.M. declaró en la sala que otro de los encausados contactó con los proveedores de la droga y que fueron estos quienes se encargaron de preparar un habitáculo oculto en el remolque del transporte, donde se introdujeron más de cien paquetes de heroína.

Con esa carga, el vehículo salió de Bulgaria y cruzó Rumanía, Hungría, Chequia, Eslovaquia y llegó a Alemania, donde dejó un cargamento de vasos. Posteriormente, se cargaron 22 toneladas de chocolate de una conocida marca comercial y se atravesó Francia para llegar hasta Madrid. A pesar de que el vehículo pasó por varios controles, e incluso un escáner en Alemania, el estupefaciente no había sido detectado.

Hasta Caldas

Fue cuando estaban en la capital de España el momento en que Ivailo I.M. aseguró que dio instrucciones a los dos conductores para que se dirigieran a Galicia, con la excusa de que había que arreglar una avería del camión y, de paso, cargar vino. La droga terminaría en la citada nave de Caldas.

No obstante, él mismo aseguró al tribunal que los conductores desconocían que llevaban un alijo de droga, versión que mantuvieron ambos transportistas, también acusados, Ilian A. y Iordan D. Este último negó que se acercase a la nave caldense, a pesar de que la Policía lo vio aproximarse en dos ocasiones. También alegó que no conocía a Vlado S.A., otro de los acusados, pese a recogerlo en un coche en el que también viajaba Ilian A., en el momento en que los tres fueron arrestados.

Con todo, los relatos de ayer exculparon también al ya citado Vlado S.A.: Ivailo I. dijo que lo había engañado para que lo acompañase a reparar la avería y porque sabía hablar español.

A cambio de 10.000 euros

El otro encausado búlgaro que se responsabilizó ayer del operativo ilícito fue Iván D. Dijo que aceptó participar en el transporte ilegal a cambio de la promesa de 10.000 euros, aunque desconociendo el tipo de droga. También afirmó reconocer al abogado vigués, uno de los acusados y supuesto cabecilla Manuel E.M., como uno de los tres españoles que los recibieron en la nave de Caldas donde se descargó la droga y quien habría dado el dinero a Daniel V., para que este, a su vez, se lo diese a él.

Contravigilancia

Otro de los acusados, el vecino de Vilanova de Arousa Iván M.M., se mostró “arrepentido” y reconoció este martes en la vista oral haber hecho contravigilancia en las inmediaciones de la nave de Caldas, por encargo de otro de los supuestos cabecillas, el también vilanovés Juan Jesús V. P.

Comentarios