sábado 31/10/20

La familia Rocafort presenta un recurso de impugnación a los Presupuestos de 2017

La familia Rocafort ha presentado un recurso a los Presupuestos de Sanxenxo de 2017. El escrito se presentó el pasado viernes en el registro municipal y viene motivado por la ausencia

El concejal de Economía, Marcos Guisasola, durante un Pleno de Sanxenxo | g.s.
El concejal de Economía, Marcos Guisasola, durante un Pleno de Sanxenxo | g.s.

La familia Rocafort ha presentado un recurso a los Presupuestos de Sanxenxo de 2017. El escrito se presentó el pasado viernes en el registro municipal y viene motivado por la ausencia de una partida en las cuentas de este año con la que se inicie el pago de la sentencia firme del TSXG que condena al Concello al pago de 3,1 millones de euros en concepto de la expropiación de una finca de su propiedad.
Las negociaciones con la familia dieron comienzo durante el anterior gobierno tripartito hace ya más de un año después de que el TSXG hiciese firme el fallo. La propuesta del Concello de Sanxenxo era la de iniciar los pagos trimestrales en marzo de 2018 después de que se concluyese el abono del fallo del SU 13. Pero la familia pidió “una señal” para frenar la vía de apremio de pago dentro de este ejercicio.
Una postura que obligó a pedir a Intervención un informe para saber si era posible abonar una partida dentro de este año con los presupuestos prorrogados. De las cuatro posibilidades propuestas, tres de ellas obligaban a aprobar un nuevo presupuesto, algo difícil con el gobierno en minoría, y tan solo quedan una alternativa posible. Fue entonces cuando el tripartito encargó a los servicios jurídicos un convenio que pautase los pagos, pero tras el cambio de gobierno, este acuerdo quedó en suspenso.
Sin embargo, la aprobación de las cuentas de 2017 con superávit y sin rastro de una partida para iniciar el pago de esta sentencia ha provocado que la familia Rocafort presentase un recurso de impugnación.
Para entender lo ocurrido en este expediente hay que remontarse veinte años atrás. Las Normas Subsidiarias, que estuvieron en vigor trece años, recogían el carácter de zona verde de la parcela propiedad de la familia Rocafort, situada en las inmediaciones del Paseo de Silgar, en la calle de As Cunchas y estipulaban una expropiación como fórmula para que esta superficie pasase a ser de disfrute público.
En el año 2003, la aprobación del PXOM mantiene esa misma calificación urbanística, pero la adscribe al Suelo Urbanizable número 20, situado en Canelas, impidiendo así cualquier posibilidad de negociación. De esta forma la parcela de la familia Rocafort, denominada en el PXOM como ZV E63 B, pasa a ser una carga para los propietarios del SU 20, que asumen el ponerla a disposición del Concello como condición para poder realizar su desarrollo.
Consiguen una sentencia favorable, a partir de la cual, y ya en el año 2011, los propietarios de la E63 B se dirigen inicialmente al Concello para que proceda a expropiarle la finca, y una vez desestimada esta petición por parte de la Xerencia de Urbanismo recurren al Jurado de Expropiación de Galicia, al que solicitan la fijación del justiprecio de la expropiación, logrando en 2013 una valoración de 3.010.872 euros. Esta cantidad, que fue recurrida tanto por los propietarios como por el gobierno anterior, fue ratificada en la sentencia del TSXG.

Comentarios