domingo 12.07.2020

Fefiñáns seguirá sin tráfico, pero una reunión tratará de dar solución a los problemas de los empresarios críticos

A las obras de telefonía seguirán otras de mejora que podrían solaparse con la peatonalización prevista desde abril

Algunos establecimientos mostraron carteles de protesta el pasado fin de semana | m. ferreirós
Algunos establecimientos mostraron carteles de protesta el pasado fin de semana | m. ferreirós

A la Praza de Fefiñáns le queda mucho aún cerrada al tráfico. Lo más probable es, incluso, que así se quede al menos hasta octubre o que la voluntad de peatonalizarla haya dado ya un paso definitivo. 


El concejal de Urbanismo, José Ramón Abal Varela, respondía ayer sobre el particular a raíz de las protestas este fin de semana del grupo de empresarios crítico con la situación. El concejal afirmó que habrá una reunión en fechas próximas, tan pronto se reincorpore al trabajo un agente de la Policía Local encargado de estos temas cuya competencia técnica es clave para abordar los asuntos de seguridad vial en la zona con todas las partes. 


Con todo, el cierre al tránsito sigue vigente, ahora mismo, debido a que las obras de soterrado de los cables y tendidos siguen sin terminarse. La parte constructiva está finalizada, pero resta que la empresa de telefonía proceda a retirar los cableados de las fachadas y los pase por las conducciones subterráneas ya habilitadas. Sus técnicos visitaron la zona estos días y el compromiso es realizar esta labor entre lo que queda de enero y tal vez inicios de febrero. 


Terminadas estas actuaciones, la plaza seguirá cerrada para que el Concello pueda ejecutar “traballos que só podemos facer en inverno”, como una proyectada limpieza integral de piedra, actuaciones de conservación y mantenimiento previos a la campaña turística de Semana Santa. 

Ello podría terminar solapándose ya con la peatonalización que el Concello había anunciado que se haría en la plaza entre los meses de abril y octubre. 


Próxima reunión
En el próximo encuentro con los empresarios del entorno, el edil de Pode quiere ofrece soluciones a los problemas que vienen sufriendo y denunciando los responsables de algunos establecimientos. Cuestiones que, cree, son de “sinxela solución” sin necesidad de reabrir al tráfico este espacio del Conjunto Histórico. 

Abal Varela ejemplificaba que un hotel que tenga problemas con la llegada de sus clientes, para dejar maletas pesadas a la puerta o bien porque el GPS los lleva hacia la calle Real, podría beneficiarse de tarjetas especiales que entregar a los viajeros, que permitan un paso limitado y temporalmente acotado para el check-in. 

Algo parecido podría hacerse para otros negocios que necesiten servicios puntuales de carga y descarga fuera del horario para eso habilitado. Todo, insistió, es negociable y, de especial interés,  el que unos y otros puedan verse beneficiados plenamente con las nuevas medidas. “Queremos mellorar, colaborar e axudar para que todo o mundo poida estar satisfeito”, valoraba el concejal. 

La tarea, no obstante, no parece sencilla. Las discrepantes opiniones sobre la siempre polémica peatonalización de Fefiñáns han quedado nuevamente patentes estos días en las redes sociales y también en las protestas durante la Cabalgata, con cierres simbólicos de negocios y carteles críticos, pero también con un buen número de vecinos siempre favorable a retirar el tráfico de la plaza. 

Nueva señalización 
Entretanto, el Concello ha encargado ya señalización “definitiva” con la que dirigir el tráfico adecuadamente en el entorno, para dejar de una vez atrás las lonas del verano o las señales provisionales hasta ahora utilizadas.

Comentarios