sábado 16/1/21

La FGCN despliega sus “Panos Brancos” ante “unha xeración non perdida, pero si enganada”

Cambados fue ayer escenario de la lucha gallega y arousana contra la lacra de la drogadicción y todo el entramado económico criminal que gira en torno al mercado de estupefacientes. Lo hizo de la mano de la Fundación Galega contra o Narcotráfico (FGCN)

Un momento de la suelta de globos de “Panos Brancos contra a droga” con niños del campamento de A Pastora | cedida
Un momento de la suelta de globos de “Panos Brancos contra a droga” con niños del campamento de A Pastora | cedida

Cambados fue ayer escenario de la lucha gallega y arousana contra la lacra de la drogadicción y todo el entramado económico criminal que gira en torno al mercado de estupefacientes. Lo hizo de la mano de la Fundación Galega contra o Narcotráfico (FGCN) que eligió la localidad para uno de sus actos reivindicativos más emblemáticos, los “Panos Brancos”, y coincidiendo con el Día Internacional contra la Droga. De hecho, todas las administraciones quisieron estar presentes en este acto en el que cobraron especial importancia los más jóvenes, representados por los niños del Campamento Urbano de A Pastora, que protagonizaron la suelta de globos blancos.

“Aínda queda moito”
La reivindicación comenzó con la lectura de un manifiesto y las intervenciones. El presidente de la FGCN, Manuel Couceiro Cachaldora, expuso que en lo que va de año, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han intervenido más de 11 toneladas de cocaína. “Unhas cifras insoportables que falan da magnitude do problema”, dijo, señalando además que Galicia aún es el “destino favorito” de las mafias y que “aínda queda moito por facer”. Y es que, si bien ha descendido el consumo de heroína, cuyas secuelas han dejado estampas muy duras en Arousa, no baja la compra de estupefacientes con efectos no tan visibles a primera vista como la coca o el cannabis. De hecho, envió un mensaje de apoyo a los “enfermos” y otro de repulsa a los “desvergonzados” y a las “redes criminais”, aunque no pudo dejar de reconocer que “a xente consume e por iso hai venta e descargas”. Por eso dijo que no se trata de “dar carnés de bos e malos” sino de unir a la sociedad bajo esta misma lucha, porque “queremos xogar o partido da vida” y para ello “decimos si ao diálogo interxeracional, si á vida”.


Y es que llegar a la juventud es imprescindible y, a pesar del pasado y de la cantidad de información que tienen hoy en día a su alcance, “temos unha xeración enganada –aínda non perdida– que ten a falsa idea de que consumir non presenta ningún risco e incluso e garante de pasalo ben”, añadió la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal. También incidió en el abuso del alcohol y como primera solución propuso “sensibilizar á sociedade e políticas preventivas”. Además aprovechó para pedir a los jóvenes que, ahora que llegan las fiestas de verano, “as vivan a tope” y “non cos sentidos anulados polas drogas” y “buscando o colocón”.


En “Panos Brancos” también participó el director xeral de Emerxencias de la Xunta, Luis Menor, así como autoridades de la Consellería de Sanidade y de la Diputación, con la diputada de Cohesión Social, Digna Rivas.

Comentarios