Martes 26.03.2019

“El gobierno impone unas guardias en el SAF a costa de nuestros días libres”

Trabajadoras de Axuda no Fogar niegan que existan presiones sindicales detrás de sus reivindicaciones

Protesta de las trabajadoras de Axuda no Fogar el pasado viernes a las puertas del Concello | d.a.
Protesta de las trabajadoras de Axuda no Fogar el pasado viernes a las puertas del Concello | d.a.

La respuesta del gobierno a la concentración de las trabajadoras del Servicio de Axuda no Fogar (SAF) ha sentado como un jarro de agua fría en la plantilla. “Quieren imponernos un sistema de guardias a costa de nuestros días libres y eso es lo que no queremos”, aseguran trabajadoras que llevan más de una década en el servicio. Y es que apuntan que el nuevo sistema implantado desde el pasado mes de diciembre las obliga a estar disponibles “en alguno casos hasta tres días al mes y no 1,6 días de máximo como están diciendo”, jornadas que se restan de los ocho días de libranza que le corresponden. “No es una cuestión económica, es una cuestión de tu tiempo libre y de tu disponibilidad. Necesitas desconcetar”, explican.

Si bien agradecen y reconocen el incremento salarial ejecutado por el actual gobierno con la subida del complemento específico a 137 euros (aún así los salarios no llegan a los mil euros),  critican que “ahora quieran colarnos que esta subida, que es para compensar que usamos nuestro propio coche, sea por disponibilidad en las guardias”.
Apuntan a “posibles fallos en la coordinación” en casos en los que una auxiliar estuvo más de tres meses sin asignación de un nuevo usuario o a que no se complete las horas que corresponden a un usuario del servicio por falta de personal. Situaciones que trabajadoras del servicio aseguran “no tener nada que ver ya que no depende de nosotras por eso no entendemos porque tenemos que deber esas horas. A lo mejor es necesario reforzar la coordinación”. Hacen referencia a un caso muy claro. “Los bomberos tienen que estar en la base aunque no tengan emergencias a las que acudir y nadie les reclama horas. Pues que nos pongan a nosotras una oficina en la que estar durante nuestras horas de trabajo”, argumentan.

Negociación
Lamentan que por el momento nadie del Concello de Sanxenxo se haya puesto en contacto con ellas tras la última concentración. “Si tanto quieren negociar que nos llamen. Eso sí queremos que en la mesa de negociación esté el alcalde para que sepa realmente lo que está pasando en el servicio”, inciden.  También se sienten ofendidas por el gobierno cuando apunta a una tercera persona, ajena al servicio, que podría estar detrás de las protestas . “Nosotras  no somos niñas pequeñas ni somos tontas o manipulables. Estamos unidas y scudimos a un sindicato para que nos asesorase sobre nuestros derechos”, apuntan.  Si la negociación con el Concello no llega, las trabajadoras volverán a manifestarse el próximo 18 de enero a las 14:30 horas a las puertas del Consistorio.

Comentarios