jueves 24/9/20

El gobierno meco duda de que sea factible celebrar una Festa do Marisco en los restaurantes

Las alternativas se abordarán en el Consello local de Turismo que se convocará en las próximas semanas
El BNG presentó una moción de urgencia para debatir sobre la celebración de la Festa do Marisco | Cedida
El BNG presentó una moción de urgencia para debatir sobre la celebración de la Festa do Marisco | Cedida

La celebración de la Festa do Marisco todavía está en el aire aunque lo que está claro es que no será el gran evento que se venía llevando a cabo en los últimos años. El pleno de la corporación de O Grove celebrado ayer abordó la moción de urgencia presentada por el BNG para la celebración de una Festa do Marisco con garantías frente a la Covid-19.

La propuesta de los nacionalistas se basa en que “se planifique unha festa adaptada a crise, da man da hostalería e restauración para que estes sectores poñan a disposición as súas instalacións, e se poida celebrar con seguridade o evento gastronómico”. Según el BNG, “compróbase que o sector hostaleiro, tanto na variante de hospedaxe, como na de restauración, ten cada vez máis experiencia no manexo da situación, garantindo a saúde de traballadores e turistas”, por lo que considera que se debería llevar a cabo un evento, más reducido y con las medidas prescritas, pero que mantenga la esencia de la fiesta y ayude a recuperar la economía local.

En este sentido, contó con el apoyo de los partidos de EU y PP, que creen que es necesario “reinventar” la fiesta y buscar alternativas viables, en tanto que no existe ninguna confirmación oficial por parte del Concello de O Grove de que la fiesta haya sido suspendida. En este sentido, el gobierno local se abstuvo a esta moción alegando que el interés que despierta la Festa do Marisco es su modelo, con gran asistencia de gente, carpas de degustación de marisco, conciertos y actividades, “unha festa totalmente contraria ao que marca a normativa Covid”, recuerda el alcalde meco, José Antonio Cacabelos...

El temor a los rebrotes 
Desde el grupo de gobierno entienden que “O Marisco non se pode reinventar, xa non sería a festa que conocemos e a que todo o mundo quere”, y aunque reconoce el trabajo de la hostelería para garantizar la seguridad de sus clientes y trabajadores durante este tiempo, Cacabelos reconoce que el gobierno local no sabe que hacer, “estamos levando ben o verán e tomando medidas” pero insiste en que “por sorte non tivemos rebrotes” y se pregunta si “sabremos actuar frente aos rebrotes”.

Ante el miedo de tener que volver a paralizar la temporada si el numero de contagios se incrementara notablemente, el alcalde reitera que “é unha decisión difícil, o goberno fai a programación para o mes de agosto, no sabemos que pasará en outubro, nin tan siquiera sabemos que vai a pasar co curso escolar en Galicia que debería comezar en setembro”.

Recuperar la inversión
Por otro lado, el regidor meco también explica que si se realizase un evento reducido, en los locales de hostelería, “non sería o modelo de sempre, sería un evento de cercanía e dudo moito que se poida atraer a xente de fora de Galicia”. Para el Concello meco, la Festa do Marisco es una “experiencia” y avisa a los hosteleros de que con otro tipo de fiesta, no se salvaría las cuentas de los negocios, “supondría una inversión para el Concello que dificilmente se podría recuperar”. Otra de las opciones, señala Cacabelos, sería reforzar la Festa da Centola y vincularla con el marisco en el puente de la Constitución del mes de diciembre, sin embargo, esa idea no gusta a los hosteleros con los que tuvo contacto el concello. 

En todo caso, las alternativas a la Festa do Marisco se tratarán en el Consello local de Turismo que el Concello convocará en las próximas semanas pese a las continúas peticiones de los grupos de la corporación desde los últimos meses.

Comentarios