viernes 28.02.2020

Otro golpe a la venta de droga en Vilanova deja siete arrestos, cuatro ingresos en prisión y el hallazgo de tres armas

Los registros revelaron más de 300 plantas de marihuana, cocaína, hachís, un revólver y dos escopetas robadas
La Guardia Civil muestra los efectos intervenidos, entre ellos garrafas de gasoil, carburante procedente de hurtos | g.c.
La Guardia Civil muestra los efectos intervenidos, entre ellos garrafas de gasoil, carburante procedente de hurtos | g.c.

La Guardia Civil ha dado por     desarticulado un clan familiar en Vilanova de Arousa al que se acusa del cultivo y tráfico de estupefacientes. Los agentes detuvieron a siete personas, cuatro de las cuales terminaron en prisión provisional. También procedieron a la incautación de varias clases de drogas, tres armas de fuego y una destacada cantidad de dinero en efectivo.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de septiembre, cuando el instituto armado tuvo conocimiento de que dos casas contiguas en una parroquia del municipio podrían estar funcionando como puntos de distribución y venta de droga al menudeo, “generando en el vecindario una situación de inseguridad, por la afluencia de consumidores habituales de estupefacientes que frecuentaban este lugar”, explican desde el Cuerpo. Ambas viviendas eran utilizadas por diferentes miembros de un núcleo familiar. 

La Guardia Civil obtuvo cada vez más indicios y estableció diferentes dispositivos, por agentes de Cambados y apoyados por unidades operativas y de investigación de Vilagarcía. En estas operaciones se llegó a interceptar a una “importante cantidad de consumidores habituales”, inmediatamente después de haber adquirido sustancias estupefacientes, presumiblemente, en dichas viviendas. 

Registros
La operación culminó esta misma semana, con la entrada y registro de estos dos inmuebles y la detención de la “práctica totalidad de las personas mayores de edad” que vivían en ellos.
En estos registros se encontró en el interior una considerable plantación de marihuana, con 329 plantas. También 4 kilos de cogollos. Además, se decomisaron 1,620 kilos de cocaína; 14,8 de anfetaminas, 120 gramos de hachís y cerca de 20 kilos de  sustancia de corte. 

Los agentes encontraron, igualmente, 58.000 euros en metálico, así como tres armas de fuego: Un revólver, cuya procedencia se desconoce, al menos por el momento; así como dos escopetas, ambas robadas, una en Pontevedra y otra en A Coruña. También apareció una moto BMW sustraída en Madrid y alrededor de 1.000 litros de gasoil, en garrafas, procedentes, al parecer, de diferentes hurtos en la provincia. 

Situación procesal
En este operativo se detuvo a un total de siete personas. Tres de ellas fueron puestas en libertad en sede policial, una vez instruidas las diligencias. Los otros cuatro arrestados fueron trasladados al Juzgado de Instrucción número 2 de Vilagarcía, que decretó su ingreso preventivo en prisión. Se trata de los dos supuestos cabecillas del grupo, una pareja formada por un varón de 35 años y su compañera sentimental, de 40; además del padre y un hermano del primero. 

“Alarma social”
Con esta operación, la Guardia Civil da por desarticulado un “importante punto de venta de estupefacientes” en esta localidad, que estaba “suscitando una especial preocupación y alarma social entre el vencindario, en donde se surtían consumidores de la comarca e incluso de otras localidades de fuera de la provincia”, como Lugo, Ferrol y Santiago.

Comentarios