jueves 12.12.2019

Gondar quiere un local social para sus fiestas que debe tener uso religioso

La comisión de fiestas de Gondar lleva ya varios años tratando de hacerse con un local que reúna unas condiciones mínimas de higiéne y salubridad en el que poder desarrollar su actividad.

El actual local está muy deteriorado, debido a la oxidación del hierro en los pilares
El actual local está muy deteriorado, debido a la oxidación del hierro en los pilares

La comisión de fiestas de Gondar lleva ya varios años tratando de hacerse con un local que reúna unas condiciones mínimas de higiéne y salubridad en el que poder desarrollar su actividad, realizar sus reuniones y almacenar algunos de los útiles que precisan para la organización de los festejos locales.
Desde hace años utilizan un viejo habitáculo situado bajo un antiguo palco, pero sus condiciones son cada vez peores. Filtraciones de humedad, problemas con el hierro que hacen agrietar los pilares y una nula conservación, desaconsejable debido al deterioro evidente, hacen que la comisión de fiestas aspire a construir un local más acogedor.
Pero su objetivo está plagado de obstáculos. El principal: Lograr una licencia municipal para levantar una pequeña edificación en el mismo lugar donde está el actual. Hasta el momento han presentado cuatro proyectos, pero ninguno ha conseguido el visto bueno del departamento urbanístico municipal.
Y es que el terreno pertenece a la Iglesia, por lo tanto los vecinos necesitan o una cesión del mismo o acreditar que el uso de lo que se construya sea religioso.
Por ello, la comisión de fiestas esta ahora inmersa en una nueva modificación del proyecto que contemple el uso religioso del futuro local, en el que ya hace algunos años se venían impartiendo clases de catecismo dominical. El mal estado del inmueble desaconseja ahora que los niños pasen demasiado tiempo en su interior, pero podría volver a retomarse esta actividad en caso de conseguir un local en condiciones.
El Concello les pide, en caso de no poder acreditar este uso, una cesión provesional de los terrenos que tendría que realizar el Arzobispado en favor de la comisión de fiestas, mientras duran las obras. Y los vecinos estudian las dos posibilidades.
Sin embargo el desánimo empieza a hacer mella. Recuerdan que el primer proyecto lo redactó el arquitecto técnico municipal, hace ya unos cinco años. No sirvió y sobre ese tuvieron que añadir modificaciones. Y luego una tercera. Ahora se enfrentan a la cuarta. Y eso no es gratis. Tanto trámite administrativo, visado de papeles y demás supone un desembolso para la comisión de fiestas que difícilmente puede asumir, ya que trabaja con presupuestos ajustados y cuyo objetivo es conseguir que Gondar pueda organizar las mejores fiestas posibles.
Y es que entre el sentir de los vecinos está la sensación de estar luchando contra un gigante, la administración, que no les facilita en absoluto el trabajo. Como ejemplo ponen un informe que Patrimonio solicitó en febrero al Concello, para autorizar la obra, por la proximidad a la capilla, y que recibió seis meses después. Un tiempo excesivo, según consideran. La comisión de fiestas de Gondar necesita un local en mejores condiciones, pero sus integrantes ya no tienen claro que puedan conseguirlo.

Comentarios