miércoles 25/11/20

O Grove acuerda incrementar el precio mínimo de la centolla a 9 euros

La Cofradía do Grove ha acordado ayer con sus socios en una asamblea incrementar un euro el precio mínimo de la centolla esta campaña de 8 a 9 euros. El objetivo que se persigue desde el pósito es continuar revalorizando

Un vendedor muestra satisfecho uno de los ejemplares durante una subasta 	g. salgado
Un vendedor muestra satisfecho uno de los ejemplares durante una subasta g. salgado

La Cofradía do Grove ha acordado ayer con sus socios en una asamblea incrementar un euro el precio mínimo de la centolla esta campaña de 8 a 9 euros. El objetivo que se persigue desde el pósito es continuar revalorizando los productos que pasan por la lonja meca y su producto estrella no iba a ser una excepción. La campaña arranca hoy con la colocación de los aparejos, pero la centolla no llegará a la lonja hasta mañana a partir de las 17:30 horas.
Los topes de captura se mantienen en 35 kilos por barco y día, al que se añadirán 35 kilos por cada tripulante que vaya a bordo y con rol. En esta campaña podrán participar todas las embarcaciones de arte menor y con puerto base en Galicia, así como aquellas que teniendo puerto base en otras comunidades autónomas, tengan permisos especiales para faenar en estas aguas.
Junto con la centolla se inicia también la campaña del buey en toda Galicia excepto en Lugo que comenzará más tarde.
La campaña de este crustáceo se prolongará hasta el inicio de la veda de 2017 que se fijará a través del correspondiente Plan de Xestión- En el caso de la parte que va de Cabo Estaca de Bares hasta el río Eo, en la provincia de Lugo la campaña se iniciará el 4 de diciembre.
Las perspectivas para este inicio de campaña no son buenas. Y es que coincide viento del norte, luna llena y mareas vivas. Tres componentes enemigos de la captura de la centolla que hace que los marineros que el lunes vayan a recoger los aparejos los miren con recelo.
Por otra parte, la lonja meca mantiene paralizada la venta del erizo. Los buzos que se dedican a la extracción de esta especie han decidido fijar el precio mínimo en 6 euros y están teniendo dificultades para encontrar comprador.
Los marineros quieren evitar la caída del precio del producto y para ello han decidido no ir al mar hasta que exista un comercializador dispuesto a pagar el precio que piden por el erizo.
Y no está resultando sencillo. La calidad del producto es excelente, pero los compradores habituales de la lonja meca no quieren pagar 6 euros por kilo de erizo que existe en otras rulas más barato.
El representante de Recursos específicos, Carlos Lois, explicó hace unos días que acordaron extraer el equinodermo sobre pedido para evitar el desplome de precios.
En la misma línea señalaba que se trataba “dunha medida adoptada pola maioría porque hai moitas confrarías nestes momentos a traballar no ourizo”.
Esta situación ha provocado que los buzos solo hayan trabajado dos días el erizo y prefieran dedicarse a otras especies a las que le sacan un mayor rendimiento en lonja como las navajas. Mientras tanto, siguen las negociaciones con los compradores de erizo.

Comentarios