sábado 5/12/20

Los mariscadores de a flote barajan denunciar ante la Consellería los escollos que le pone la Cofradía

Las dificultades que la Cofradía puso a los mariscadores de a flote para poder resembrar el pasado sábado una zona en la que trabajar, en Loraña, junto a la desaparición de almeja en algunas .

Las dificultades que la Cofradía puso a los mariscadores de a flote para poder resembrar el pasado sábado una zona en la que trabajar, en Loraña, junto a la desaparición de almeja en algunas de sus concesiones, centraron la reunión que el sector tuvo ayer y que dejó en evidencia el fuerte enfado existente.
Entre las medidas acordadas cabe destacar la petición, en primer lugar, de una reunión con el patrón mayor y la vicepatrona, en la que den una explicación de lo ocurrido. Pero los marineros quieren además que se exijan responsabilidades por lo que consideran que es una pésima gestión al frente de la Cofradía.
De hecho, en la reunión mantenida ayer, muchos de los asistentes han puesto sobre la mesa la posibilidad de poner los hechos en conocimiento de la propia Consellería, a través de una denuncia administrativa en la que quieren acusar a las mariscadoras a pie de haberles robado marisco, y a la Cofradía por no haber puesto a su disposición la maquinaria necesaria para llevar a cabo la regeneración ni haber tramitado los permisos pertinentes.
Y es las fuertes secas de la semana pasada dejaron la descubierto áreas de marisqueo de los hombres, que acusan a las mariscadoras de a pie de haber invadido con la excusa de realizar tareas de limpieza, y haberles “robado” el marisco que llevaban reservando varias semanas.
De todas formas, esperarán a mantener la reunión con el patrón y la vicepatrona, que no se realizará antes de finales de esta semana.
De todas formas, la primera medida ya la tomaron el pasado viernes, con la presentación de un escrito firmado por los integrantes de la Xunta Xeral que se sienten “agraviados”, y que representan, según exponen, a los colectivos de armadores, de a flote, recursos específicos, pesca de bajura y tripulantes.
Remarcan en este sentido que  desde su toma de posesión no se garantizan sus derechos básicos, ni reciben información detallada y que no colaboran con el colectivo de mariscadores de a flote, con negativas a sus requerimientos acerca de la planificación sobre el servicio de vigilancia o el acceso al uso de vehículos, embarcaciones o aperos para labores de siembra.

Comentarios