miércoles 12/8/20

La Guardia Civil desmantela una fiesta ilegal a bordo de un velero en A Illa

El aforo máximo del buque casi se duplicaba, no había mascarillas, ni distancias, ni seguro, ni título del patrón
La embarcación objeto de este operativo del instituto armado | CEDIDA
La embarcación objeto de este operativo del instituto armado | CEDIDA

La Guardia Civil desmanteló el pasado fin de semana una fiesta ilegal detectada a bordo de un velero que se encontraba fondeado ante la costa de A Illa, cursando varias denuncias por faltas a diferentes normativas. Se superaba el aforo, no había mascarillas, ni distancia interpersonal y no se pudo acreditar ni el pago del seguro ni el título del patrón.

Los hechos ocurrieron el domingo, a última hora de la tarde. Fue una llamada al 062 la que puso en alerta a la Guardia Civil. En ella se informaba de una fiesta en un velero con música y mucha gente a bordo, cerca de A Illa.

A las 20:50 horas, la patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil localizó el citado velero, fondeado en las proximidades de una playa, “pudiendo observar que en la cubierta había una importante aglomeración de gente sin respetar la distancia mínima de seguridad, consumiendo bebidas alcohólicas y sin hacer uso de las mascarillas”, señala el Cuerpo.

Inspección

Al proceder a la inspección del buque, os agentes comprobaron que había sido alquilado por un vecino de Vilanova, que, “a pesar de que se hacía pasar por el patrón del barco, no llegó a presentar ningún título administrativo que lo habilitase para esta función”. Además, añade la Guardia Civil, “carecía del contrato de arrendamiento y tampoco pudo acreditar que estaba al corriente de pago del seguro de responsabilidad civil obligatorio”.

Igualmente, a pesar de que el pasaje máximo autorizado en el barco era de 12 personas, se contabilizaron 22 a bordo, “consumiendo bebidas alcohólicas, la mayor parte de ellas sin mascarillas y sin respetar la distancia interpersonal que determinan las medidas sanitarias y de seguridad que establecen los protocolos del Covid-19”, valoran.

Disolución y traslado

La incidencia concluyó con la disolución de la fiesta y el traslado del velero al muelle de Vilanova de Arousa.

Además, los agentes formularon las preceptivas denuncias administrativas, que se remitieron, por diferentes razones de competencia, a la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia y a la Capitanía Marítima de Vilagarcía de Arousa.

Las autoridades insisten en el llamamiento a la responsabilidad, ya que siguen detectándose faltas a la normativa anti-Covid, en especial en el ocio nocturno. l

Comentarios