miércoles 19.02.2020

Un guardia civil de paisano evita un timo de la estampita al ver un movimiento extraño en un banco

Hay timos que no pasan de moda. El de la estampita se intentó ayer en Cambados, pero el olfato de un guardia civil de paisano logró evitarlo en el último momento, deteniendo, además, a los tres supuestos estafadores, vecinos de Extremadura. 

Objetos intervenidos ayer en esta intervención | gc
Objetos intervenidos ayer en esta intervención | gc

Hay timos que no pasan de moda. El de la estampita se intentó ayer en Cambados, pero el olfato de un guardia civil de paisano logró evitarlo en el último momento, deteniendo, además, a los tres supuestos estafadores, vecinos de Extremadura. 
El agente se encontraba en una entidad bancaria y le llamó la atención que una anciana estuviese gestionando una retirada de efectivo de 10.000 euros. Temiendo que pudiese estar siendo víctima de un timo, decidió seguirla, confirmando sus temores en seguida. 
La mujer, de unos 76 años, se aproximó a un Skoda Octavia gris aparcado cerca del banco, con dos hombres y una mujer en el interior que la invitaban a entrar. El guardia civil no se lo pensó e intervino, identificándose con su tarjeta oficial y dando orden a los ocupantes para que bajasen del coche. Estos no hicieron caso y maniobraron inmediatamente para huir del lugar. El guardia civil decidió interponerse cortando el paso al coche y, tras reiterar el alto, consiguió que los ocupantes desistiesen en su huida, entregando las llaves.
Al parecer, estas personas le habían prometido a la anciana que, a cambio de los 10.000 euros, le darían un bolso lleno de billetes enrollados (supuestamente de mayor valor, según la modalidad clásica del timo) que había encontrado el “gancho”, que hacía el papel de discapacitado.
Los tres ocupantes del turismo fueron detenidos y, con apoyo de la Policía Local, trasladados al Cuartel, junto a la víctima. Los arrestados son J.J.G.A., vecino de Mérida (Badajoz), D.S.C. (Navalmoral de la Mata, Cáceres) y C.P.V. (Talayuela, Cáceres) de 26, 31 y 35 años, respectivamente. 
Todos ellos tienen un amplio historial delictivo y fueron puestos a disposición judicial. l

Comentarios