Lunes 20.05.2019

Los herederos de la víctimas del Sin Querer Dos siguen sin noticias de la aseguradora

Las familias envían un nuevo requerimiento a la compañía para poder reclamar las indemnizaciones

Vista del robot submarino usado por Salvamento para inspeccionar el pecio del buque | salvamento marítimo
Vista del robot submarino usado por Salvamento para inspeccionar el pecio del buque | salvamento marítimo

Las familias de los tres fallecidos y el tripulante desaparecido por el naufragio del Sin Querer Dos siguen esperando a que la aseguradora les remita las pólizas para conocer su contenido y poder reclamar las indemnizaciones que le corresponden por el accidente. Fuentes cercanas a los afectados aseguran que tras tres meses no han tenido noticias ni de Murimar ni tampoco del armador y es por ello que le han remitido hasta dos requerimientos a la compañía para que les entregue la documentación. El último ha sido estos días.

Poco después del accidente y tras el “silencio” de la aseguradora, los herederos del patrón, Manuel Serén, y los tripulantes Teófilo Rodríguez y Bernardo Padín, así como los del marinero cuyo cuerpo continúa desaparecido, Guillermo Casais, tomaron la decisión de personarse como acusación particular en la investigación judicial que se desarrolla en el número 2 de Corcubión. Y es que aseguraban que Murimar tendría que haber dado cobertura “inmediata” a los daños y perjuicios ocasionados por el naufragio, pero no está siendo así. De ahí, que su defensa ya haya remitido hasta dos requerimientos a la compañía, solicitándole la entrega de una copia de las pólizas.


Mientras tanto, se siguen instruyendo las diligencias judiciales y la investigación de la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) para esclarecer lo sucedido el 19 de diciembre cuando el Sin Querer Dos regresaba a casa para las Navidades tras una campaña en el Cantábrico y se hundió. Las primeras hipótesis, en base a las declaraciones de los supervivientes, señalan que se produjo por un golpe de mar.


Cabe recordar también que algunos supervivientes también demandaron al armador con el objetivo, según defienden, de que se le reconozcan las cuantías correspondientes a los años “reales” de vinculación con la empresa y poder acceder a las indemnizaciones que le correspondan. Fuentes conocedoras del caso señalaron que lo habitual en estos casos sería la iniciación de un ERE extintivo o temporal para que los afectados accedan a las prestaciones por desempleo e indemnizaciones Sin embargo, en su caso, únicamente se habría roto la relación contractual, abonándoles lo correspondiente a los últimos días de trabajo y los afectados no están de acuerdo.

Comentarios