miércoles 11.12.2019

Hidria Segundo, la vuelta a los orígenes y el descanso de los guerreros

La cuenta atrás para que el Hidria Segundo emprenda rumbo hacia la dársena viguesa  Portocultura ha comenzado. Los armadores han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo en paypal para lograr reducir los plazos y su reparación
El buque Hidria Segundo en el varadero del puerto de O Grove | cedida
El buque Hidria Segundo en el varadero del puerto de O Grove | cedida

La dársena Portocultura de Vigo será finalmente el puerto base del Hidria Segundo. Tras años de intensa lucha por parte de sus armadores mecos, Sesé y Jacobo, que convirtieron el buque vapor en una forma de vida, el Hidria Segundo podrá demostrar su potencial patrimonial y convertirse de forma oficial en un buque museo más pronto que tarde. La meta, explica Sesé, es concluir las obras necesarias en el barco en el astillero Cardama en Vigo después de las Navidades. “Será remolcado hasta allí para los trabajos pendientes y una vez que pase la inspección, ya nos instalaríamos en la dársena Portocultura, un lugar inmejorable”, señala Sesé. Antes de hacer el sueño realidad, Jacobo, carpintero de ribera, apura los trabajos en seco que necesita el barco pese a que la lluvia de las últimas semanas está complicando las tareas. “Estamos consiguiendo toldos de segunda mano y plásticos para ir trabajando pese a la lluvia y cubriendo el barco, pero no está siendo fácil”, apunta Sesé.

El tesón de esta familia por mantener un barco que pertenece al patrimonio cultural gallego ha pasado factura a la economía de sus propietarios que han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo a través de paypal (www.paypal.com/pools/c/8fiHdcyBGa) para poder concluir los trabajos en el buque. “Si Jacobo marcha a trabajar fuera no puede arreglar el barco por eso pusimos en marcha un plan de recaudación por paypal. Con algunos ahorros nuestros y la ayuda de la familia, nos faltarían unos 25.000 euros”, señala la armadora del barco.

Más planes
La llegada a Portocultura permitirá a esta familia cobrar por las visitas guiadas al barco y organizar distinto tipo de actividades que hasta ahora solo estaban sujetas a donativos y la buena voluntad de los que lo visitasen. Una vez que se generen los suficientes ingresos, explica Sesé, se calcula que en aproximadamente un año, sería el momento de completar el sueño: “Volver a navegar por la ría”. Sesé confía en que pueda estar listo para hacerse a la mar  en 2021, coincidiendo con el Xacobeo. “A pesar de que esa celebración no nos trae buenos recuerdos porque la anterior vez supuso para nosotros la ruina, confiamos en que esta vez si sea positiva y nos dé suerte”, afirma. 

La vuelta a Vigo es para el Hidria Segundo volver a su origen cuando era aljibe. “El Puerto de Vigo nos ha hecho una reserva de la concesión, pero no podemos retrasarnos por lo que queremos acortar lo máximo los plazos de reparación”, asegura Sesé.

Después de 14 años sin rumbo cierto, el Hidria Segundo y sus armadores ven con esperanza elfuturo del último vapor de la ría. “Nosotros nunca dejamos de ver la luz al final del túnel, aunque tuviesemos que enfocarla con una linterna. Es duro, pero es una forma de entender la vida", asegura Sesé.

Comentarios