martes 22.10.2019

El IES Cabanillas inicia el curso el lunes solo con las presentaciones y entre críticas de la ANPA por las obras

Educación considera que el martes estará en condiciones para iniciar la actividad lectiva y los padres exigen garantías 
Vista de la fachada del IES Ramón Cabanillas con el andamio | gonzalo salgado
Vista de la fachada del IES Ramón Cabanillas con el andamio | gonzalo salgado

Las obras continúan en el IES Ramón Cabanillas, pero la Consellería de Educación mantiene el inicio del curso escolar para el próximo lunes aunque el alumnado solo accederá al salón de actos y una vez terminadas las presentaciones se marcharán a su casa. Las clases propiamente dichas empezarán el martes y el personal del centro revisará que las aulas estén en condiciones y limpias para evitar problemas. Con todo, esto no tranquiliza del todo a la ANPA Arco de Fefiñáns quien ha mostrado su “malestar”, por iniciarlas a menos de un mes del comienzo del curso, y también su “preocupación” por la seguridad y salubridad de las instalaciones. De hecho, su directiva exige garantías. 

La empresa adjudicataria viene apurando los trabajos desde que empezó y, de hecho, trabajará hoy sábado. Según la dirección del instituto, la primera planta ya está lista para funcionar –incluso están puestas las nuevas ventanas– y en la segunda van muy avanzadas. Con todo, se asegurará a primera hora de la mañana del lunes de que las instalaciones son adecuadas y “si vemos que no reúnen las condiciones se lo comunicaremos a la delegación de Pontevedra para que venga a comprobarlo”, explicó el director, Ramón Martínez.

Restricciones
El lunes solo se harán las presentaciones y, si todo está bien, la actividad lectiva empezará el martes. Para la Xunta será posible y, de hecho, así se lo ha trasladado a la plantilla quien reconoce que está “prácticamente” en condiciones aunque con las incomodidades propias de una reforma de este calado. De hecho, los recreos se ceñirán al pabellón y a zonas restringidas y aún faltan otros trabajos importantes en la fachada, pero se ejecutarán fuera del horario escolar. 

Pero quien tiene la decisión última es la Consellería y la asociación de padres y madres le exige garantías de que se cumplen las condiciones de seguridad e higiene necesarias para el alumnado y el resto de la comunidad educativa. Y es que asegura estar preocupada por la situación pues hasta el último momento desconocían si las clases podían empezar con normalidad. Pero también expresó su “malestar con todos os actores involucrados” en este proyecto por las “formas e prazos de execución”. Y es que “non entendemos como pode ser posible que unha reforma desta envergadura se poida empezar a executar a menos dun mes do inicio do curso co trastorno que iso conleva”, explican en un comunicado. 

Detalles
Cabe recordar que Educación está ejecutando una inversión de un millón para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones. Este contempla la instalación de un nuevo sistema de calderas de biomasa de alta eficiencia, renovar las cubiertas, colocar aislamiento en la fachada exterior, colocar nuevas ventanas e instalar el falso techo de la entrada, entre otros cambios como poner nuevas luminarias en el centro cambadés. Según el pliego de condiciones, el plazo máximo de ejecución era de tres meses. 

La asociación Arco de Fefiñáns no es la única crítica con la coincidencia de obras y clases. La primera en alertar de posibles problemas de seguridad y de salud, pues el profesorado se incorporó hace un par de semanas y todo estaba lleno de polvo, fue la CIG. Educación aseguró que el interior estaría listo para el inicio del curso y que podría empezar con normalidad. Con todo, el BNG ha llevado el asunto al Parlamento galego para el gobierno dé explicaciones y asegure que alumnos, profesores y otros trabajadores puedan permanecer en las instalaciones sin problemas, advirtiéndole de que, en caso contrario, será su responsabilidad.

Comentarios