martes 07.07.2020

A ILLA - La bajada en la demanda finiquita la Caja Local de Financiación tras cuatro ediciones

El Concello de A Illa de Arousa ha decidido no reeditar en 2017 la Caja Local de Financiación impulsada por primera vez en 2013 como instrumento para aportar liquidez a las empresas de la localidad, a interés cero y con condiciones favorables de reembolso.

El alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, durante una sesión plenaria	gonzalo salgado
El alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, durante una sesión plenaria gonzalo salgado

El Concello de A Illa de Arousa ha decidido no reeditar en 2017 la Caja Local de Financiación impulsada por primera vez en 2013 como instrumento para aportar liquidez a las empresas de la localidad, a interés cero y con condiciones favorables de reembolso.
El alcalde, Carlos Iglesias, explicaba ayer que la decisión se toma de cara la confección del próximo presupuesto y ante el descenso de la demanda del servicio en las dos últimas anualidades. Tanto en la edición de 2016 como en la de 2015 se registró una única solicitud por año, por lo que no se llegó a agotar la partida reservada para este fondo de crédito público municipal, dotado en el último ejercicio con 25.000 euros. El dinero disponible en este proyecto ya se había recortado frente a los 120.000 euros con los que nació hace casi cuatro años, debido, justamente, a la reducción de solicitantes.
Iglesias valora que tras cuatro ediciones “queda cumplido o obxectivo da dar liquidez ás empresas de A Illa”, pero deja la puerta abierta a la posible recuperación de la Caja en una futura anualidad, si de nuevo se detecta la necesidad de crédito por el tejido empresarial local.
Lo que sí repetirá en 2017 es el Plan de Empleo, nacido en 2012, que concede ayudas municipales a las empresas de la comarca que contraten parados isleños, cubriendo parte de los costes de Seguridad Social, primando contratos de mayor duración y jornada laboral. El alcalde considera que todavía existe una importante demanda de este servicio, dado que año tras año se cubre el máximo de ayudas con los 25.000 euros reservados a tal fin. Este año, de hecho, se presentaron quince solicitudes de empresas salinienses para contratar a unos 25 desempleados censados en A Illa de Arousa.
En cuanto a los números que el ejecutivo baraja para el presupuesto de 2017, Iglesias estima que volverá a rondar los tres millones, aunque la cifra puede variar aún por el reparto de fondos del próximo Plan Concellos de la Diputación, que en 2016 trajo 400.000 euros para A Illa. n

Comentarios