miércoles 28/10/20

El cambio de categoría incrementa los presupuestos hasta los 2,8 millones

El gobierno local de A Illa presentará el próximo viernes en Pleno (17 horas) los últimos presupuestos de la legislatura y los últimos que defenderá Manuel Vázquez como alcalde.

El regidor habla con el secretario municipal, momentos antes de una sesión plenaria	gonzalo salgado
El regidor habla con el secretario municipal, momentos antes de una sesión plenaria gonzalo salgado

El gobierno local de A Illa presentará el próximo viernes en Pleno (17 horas) los últimos presupuestos de la legislatura y los últimos que defenderá Manuel Vázquez como alcalde.
Las cuentas se incrementan este año en 215.413 euros con respecto a los de 2014, hasta alcanzar el total de 2.889.374 euros. El ascenso de categoría del municipio, reconocido ya como de más de 5.000 habitantes, trae este año, además de más concejales en las próximas elecciones, ingresos mayores procedentes del tributos del Estado, que llegan a los 770.000 euros.
La apuesta del ejecutivo pasa un año más por mantener los dos programas estrella del mandato: El Plan Local de Estímulo al Empleo, que repite por cuarto año y vuelve a dotarse con 25.000 euros, que se destinarán a sufragar parte de los gastos de la Seguridad Social por cada parado de A Illa que contrate alguna empresa de la comarca.
También hay cabida para la  nueva Caja de Financiación Local, que reserva 120.000 para conceder más créditos a interés cero a fin de favorecer la liquidez de las principales empresas del municipio.
Todo este capítulo sigue presente en este documento económico “dada a demanda pola cidadanía de A Illa” y pese a que “a promoción económica non é competencia propia do Concello”, recordó el alcalde.
El Ayuntamiento mantiene, igualmente, la partida de emergencia social, con 4.500 euros; y destina 3.000 a la promoción cultural, mientras reduce el capítulo de intereses y amortizaciones con respecto a año anterior.
En cuanto a tasas e impuestos, la mayoría permanecerán como hasta ahora. Las ordenanzas fiscales “conxélanse un ano máis, así dende 2008”, explica Vázquez, con la salvedad de la tasa del agua, que debe actualizarse por ley al IPC. Como este año el índice es negativo, el precio del abastecimiento bajará. El resto de previsiones de ingresos “baséanse nos datos obtidos dos padróns de impostos e taxas do exercicio 2014, realizándose a correspondente adaptación unha vez obtidos os novos padróns”.

Comentarios