lunes 01.06.2020

A Illa modifica las tasas a los chiringuitos para “evitar picarescas”

La cuota tributaria se iguala y se eliminan diferencias al detectar que muchos falseaban los servicios ofrecidos
La Corporación dio su aprobación unánime a la medida | d. a.
La Corporación dio su aprobación unánime a la medida | d. a.

El Pleno de A Illa aprobó esta semana por unanimidad una modificación a la ordenanza que regula la tasa de actividad que se aplica a los chiringuitos instalados en el litoral de la localidad. El alcalde, Carlos Iglesias, explicó a la Corporación que las modificaciones buscan “evitar a picaresca” y asegurar el pago de los importes, ya que algunos responsables de estos establecimientos buscaban minorar el pago o lo dilataban, adeudando al Concello. 

Unificación
La modificación suprime las diferenciaciones que se hacían en los chiringuitos, igualando para todos una única cuota tributaria, de 1.049 euros. Antes, el Concello cobraba un importe menor a los negocios de este tipo que ofrecían menos servicios. Pero lo que ocurría, indicaron desde el gobierno local, es que muchos declaraban una actividad determinada para pagaban la cuota mínima, pero luego ofrecían todo tipo de productos en venta, por lo que deberían haber abonado una tasa mayor. Con la decisión aprobada esta semana, todos pagarán lo mismo, así que la trampa ya no será posible. Lo mismo ocurre para los tramos que diferenciaban a los chiringuitos ubicados en el espacio de dominio público y a los que se localizaban en zona de protección. Ahora se considerará a todos iguales para esta tasa, dado su carácter igualmente costero. 

Impagos
Otro de los cambios propuestos es que la autorización municipal para el chiringuito no se aprobará si el solicitante tiene deudas con la administración isleña. Se trata de otra medida que el Ayuntamiento adopta “tamén por experiencia”, ya que al no estar regulado el supuesto de impago, se daban casos en que el Concello tenía que seguir dando permiso de nueva temporada a quienes todavía no habían pagado la tasa del anterior verano. 

Finalmente, se ha fijado un plazo de quince días desde la autorización municipal para que los titulares de cada puesto abonen el correspondiente canon a Costas del Estado. La medida se adopta porque, hasta ahora, era el Concello quién debía adelantar el importe total al organismo estatal y luego esperar que los responsables de los chiringuitos le fuesen abonando sus importes.

Comentarios