Imputan a una asturiana por vender por Internet a un meañés un ordenador que nunca llegó

La investigación la ejecutó la Guardia Civil de Sanxenxo | g. c.

La Guardia Civil ha elevado a la condición de investigada penalmente a una mujer vecina de Mieres, Asturias, por la supuesta comisión de un delito de estafa a un meañés y por usurpación de identidad. El saliniense le habría comprado un ordenador por Internet, realizando un pago por adelantado. El equipo comprado nunca llegó a destino.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero, cuando este vecino de Meaño denunció en el Puesto de la Guardia Civil de Pontevedra que no había recibido un ordenador que había comprado a través de Internet, pese a que había cumplido el acuerdo pactado con el vendedor de adelantar el importe, que fue de 350 euros.

Las pesquisas para el esclarecimiento de la presunta estafa fueron desarrolladas por agentes del Puesto Principal de la Guardia Civil de Sanxenxo. Estas llevaron a la identificación de la presunta autora, en la Comunidad Autónoma de Asturias.

La mujer ahora investigada tiene 32 años y cuenta con antecedentes policiales. Además del presunto delito de estafa, se la investiga por usurpación de identidad, ya que, para ocultar sus verdaderos datos, estaba utilizando la cuenta corriente de un joven que se encontraba en prisión, indican desde el instituto armado.

Esta vecina de Mieres fue finalmente localizada y notificada como investigada por los componentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil en su misma localidad.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Cambados, donde deberá comparecer cuando sea requerida por la autoridad judicial.


La Guardia Civil recordaba ayer algunos consejos para reducir el riesgo de sufrir una estafa en las compras por Internet. Entre ellos, enlazarse a una wifi segura, con una buena contraseña; evitar webs que no permitan su identificación y localización; no comprar clicando en un anuncio que llegue de un lugar no solicitado, desconfiar de ofertas con un lenguaje con incorrecciones o mal redactado, así como de precios anormalmente bajos. Igualmente, es preferible abonar la cantidad a contra reembolso y no adelantar dinero si una página así lo solicita. 

Imputan a una asturiana por vender por Internet a un meañés un ordenador que nunca llegó

Te puede interesar